Frente al presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, el presidente Andrés Manuel López Obrador expresó que su gobierno respetará y promoverá las inversiones extranjeras. Reiteró que su gobierno no promoverá una mayor regulación a los bancos. Sin embargo, pidió a las empresas extranjeras en México respetar las leyes, conducirse con ética y no cometer actos de corrupción.

En una conferencia conjunta en Palacio Nacional, los mandatarios de México y España informaron que en su encuentro conversaron sobre la relación bilateral (político, económico y de promoción de la cultura), y en lo individual abordaron sobre literatura, muralismo.

Cuestionado sobre una posible mayor regulación al sector bancario en México, en el marco de la presencia de instituciones financieras de España, el presidente Obrador dijo que en los primeros tres años de gobierno no se promoverán reformas legales, por lo que se respetarán las reglas bancarias actuales.

“Las empresas tienen las puertas abiertas en nuestro país. La inversión española es la más importante después de la de Estados Unidos. De modo que es muy buena la relación económica. Las empresas españolas van a ser respetadas y se va a impulsar la participación de inversión española en México. No es con dedicatoria a un país, sino a todas las empresas del mundo que inviertan en México. Queremos que las relaciones haya un comportamiento ético. No queremos que las empresas extranjeras actúe violando las leyes, o propiciando, aceptando, o participando en actos de corrupción, de soborno”, aseveró.

Por su parte, el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, destacó que en México participan 6,000 empresas españolas en los ramos de infraestructura, telecomunicación y energías renovables, entre otros, y dijo que incluso, esas empresas estarían dispuestas a participar con inversiones en proyectos estratégicos del nuevo gobierno de México, como es el Tren Maya.

[email protected]