A más de tres semanas del periodo vacacional de Semana Santa, la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), reportó que hasta el momento los efectos de una tercera ola de contagios de Covid-19 no han sido reportados por los clientes de las aseguradoras, por lo que se mantiene una estabilización en los casos reportados, comparados con inicios del mes de enero pasado cuando se presentó un rebrote de infecciones del nuevo coronavirus tras las vacaciones de fin de año.

“(...) Las cifras se ven bastante mejor que en el mes de enero, ahora que estamos prácticamente en la primera semana del mes de mayo no se ven las cosas como las vimos en enero; es decir, parece que no tenemos el mismo rebrote”, comentó en videoconferencia Edgar Karam, vicepresidente de la AMIS

Por su parte, Juan Patricio Riveroll, también vicepresidente de la AMIS, añadió que con el inicio de la vacunación de personas de 50 años y más, se prevé que haya una disminución en el número de casos.

“Lo que estamos viendo es una estabilización o una tendencia o una estabilización. Sí podemos esperar que haya disminución de casos de personas mayores de 50 años a partir de que ya estén vacunados todos los mayores de 50 años”, agregó.

Sin embargo la asociación mantiene cautela y espera el desarrollo de los casos reportados para la próxima semana.

“(...) Sí estamos viendo un efecto menor de afectación por enfermedad de Covid, todavía sigue siendo prematuro, yo me aventuraría a esperar todavía la siguiente semana”, dijo Karam. 

Pese a la estabilización, consideran que es posible que la pandemia se ubique  entre los eventos más costosos para la industria aseguradora. Hasta la fecha las estimaciones de la AMIS apuntan a que esta crisis no rebasaría los 2,000 millones de dólares.

“Nuestra estimación hoy sería que todavía, que no va a llegar a esos niveles, sino que llegará probablemente algo cercano a los 2,000 millones de dólares, pero es una mera estimación, (...) esperamos que no llegue a ser y no rebase para ser el evento catastrófico número uno”, mencionó Juan Patricio Riveroll. 

Actualmente el huracán Wilma del 2005 se posiciona como el evento más catastrófico para la industria aseguradora con 2,340 millones de dólares. 

“Hacíamos cálculos de que iba a costar al sector asegurador alrededor de 350, 500 millones de dólares. Ya vamos en 1,750 millones de dólares y se está acercando mucho al evento catastrófico más grande que ha tenido el sector que es el huracán Wilma”, comentó Riveroll. 

kg