La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) advirtió la necesidad de que el gasto de bolsillo en materia de salud lo absorban instituciones del sector público o sea captado por seguros privados, a fin de que los mexicanos tengan una atención de calidad sin que esto signifique un desfalco en su economía.

El presidente de la asociación, Manuel Escobedo Cónover, expuso que durante la última década este tipo de gasto de bolsillo creció 94% en términos reales, porcentaje alto comparado con el promedio de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Refirió que esta proporción del gasto que las familias destinan a solventar los distintos requerimientos de la atención de la salud, una vez satisfechas sus necesidades alimentarias, ha crecido de forma importante, por lo que es necesario considerar que se utilice en favor de las familias de México.

En un reporte, Escobedo Cónover señaló que por ello en la 28 Convención de Aseguradores, que inaugurará la AMIS este martes, es uno de los temas que atraen la atención por su relevancia en la economía de los mexicanos.

Destacó la necesidad de que este gasto lo capten las instituciones públicas mediante una mayor eficacia en sus servicios o bien lo absorban los seguros privados, siempre en beneficio de la población que lo necesite.