La Presidencia de la República, en voz Alfonso Romo, jefe de la Oficina de la Presidencia, y la Asociación de Bancos de México (ABM), a través de su presidente, Luis Niño de Rivera, se pronunciaron porque se reduzca el costo del dinero, para que con ello se detone la inversión y se empuje la economía.

Entrevistados en el marco de la firma de un convenio entre la ABM y el Infonavit, Luis Niño de Rivera detalló que las tasas de interés son el costo que tiene el dinero, por lo que si éste es caro, la inversión es difícil, y si se baja, la inversión crece.

“México hoy tiene una de las tasas reales más elevadas que hay, la diferencia de la tasa que es de 8% contra la inflación que está cerca de 3%, son 5 puntos porcentuales, es decir, casi dos veces la inflación, es muy elevado, es de las tasas más altas del mundo”.

Agregó: “Esperamos que el Banco de México poco a poco vaya ajustando esa tasa para que sea más competitiva, más barato el valor del dinero y mayor la inversión”.

El banquero añadió que con ello, todos los proyectos se hacen más baratos, créditos como los hipotecarios se hacen más accesibles, “y sobre todo el consumo, que es un motor de la economía relevante, se puede hacer con mayor facilidad”.

Alfonso Romo coincidió en que lo que detona la inversión es el costo del capital.

“Espero que podamos crear las condiciones de confianza para que a finales del sexenio el costo del capital se vaya para abajo”, dijo Romo.

En su discurso, el también empresario destacó la importancia de que se detonen proyectos de vivienda, pero también de energía, pero reconoció que para ello el gobierno debe seguir generando la confianza entre los inversionistas.

“El mandato que nos dio el presidente del crecimiento en el país, no lo vamos lograr si no tenemos un sector que tenga confianza en lo que el gobierno está haciendo (...) Que seamos claros a dónde vamos, con reglas claras”, puntualizó.

Sin embargo, destacó que esta administración ha tenido acercamientos y diálogos con los diferentes sectores de la economía.

“La confianza tiene un efecto en el costo del dinero (...) El reto no nada más es la confianza per se, es la confianza para poder lograr un costo de capital de los más bajos del mundo. Eso es lo que estamos tratando de hacer en el gobierno”, enfatizó.

Favorable reacción al CoDi

Por otra parte, el presidente de la ABM aseguró, respecto a la falla momentánea que tuvo el SPEI el lunes, que este sistema de pagos electrónicos ha tenido muy pocos incidentes y que se trabaja de manera conjunta con el Banxico para que funcione correctamente.

Detalló que el motivo de la falla del SPEI obedeció —como ya lo había informado el Banxico— a que hubo una sobrecarga, dado que el pasado viernes algunos bancos registraron fallas y ciertas transacciones se trasladaron hasta el lunes.

“Todos los sistemas cuando tienen sobrecarga tienden a hacerse muy lentos, pero funcionan perfectamente”, explicó.

Respecto a si esta situación no se afectará más ahora que entre en operación de forma masiva el CoDi, Luis Niño explicó que aumentará el volumen de transaccionalidad y se tiene que seguir trabajando en ello.

“La reacción que hemos tenido en las tres pruebas piloto que hicimos en Baja California Sur, Hidalgo y Yucatán, ha habido una reacción muy favorable de la gente. Hay mucha confianza en que con este sistema electrónico como medio de pago se pueda facilitar la vida y bajar el uso del efectivo. No hay nada más inconveniente para el país y para las personas que traer dinero efectivo en la bolsa, y esto va ayudar a que eliminemos esta situación. Entonces sí hay mucha confianza”.