Tras firmar las bases de colaboración en materia de ciberseguridad con las autoridades y otras entidades financieras, la Asociación de Bancos de México (ABM) confió en que el problema del hackeo en los sistemas de conexión al SPEI de algunos bancos ya haya acabado, aunque reconoció que los intentos de ciberataque son constantes.

En conferencia de prensa, el presidente de la ABM, Marcos Martínez Gavica, expresó que “no podemos asegurar que (este problema) esté muerto, ojalá esté muerto, parece que está muerto, esa puerta está cerrada”.

El líder de los banqueros aclaró que no se trató de un ataque a la banca, sino a los sistemas de tres bancos. “No es un problema del sistema, es un problema de tres bancos, es más, es un problema del software que utilizan esos tres bancos, en cuyo caso se volvió grande porque se manifestó en los clientes y en un retraso en el tiempo de entrega”.

Reiteró que el monto de lo sustraído de las tesorerías de los bancos (se habla de 300 millones de pesos) es muy pequeño si se compara con el capital del sector que asciende a más de 970,000 millones de pesos.

El también presidente de Santander México recordó que la banca hace inversiones millonarias en seguridad, mismas que ascienden a más de 2,400 millones de pesos por año.

Aunque señaló que el daño no fue a los recursos de los clientes, sino a las tesorerías de los bancos afectados, reconoció que lo que más le preocupa al sector es el factor reputacional.

“El tema reputacional por supuesto que es el que nos preocupa, por eso le estamos diciendo a los clientes que la banca es segura y su dinero ha estado y seguirá seguro”, dijo.

Señaló que los avances de la investigación los tienen las autoridades, aunque afirmó que donde sí se pueden lograr detenciones es en las personas que utilizaron las cuentas receptoras para retirar el dinero robado. Aquí, señaló, sí se tiene información, mientras que con los hackers es más difícil, pero lo que se buscará es que, al haber acciones legales, se inhiba ese tipo de conductas.

Compartirán información

Respecto al acuerdo firmado este jueves con las autoridades y otras entidades financieras, Marcos Martínez comentó que lo que se busca es trabajar más en conjunto, en compartir información.

No obstante, reiteró que el tema de la ciberseguridad no es nuevo, pues desde que hubo mayores indicios del ciberataque, a principios de mayo, fue cuando empezaron a coordinarse con las autoridades.

“Hay miles (de ciberataques) cada momento; éste, en el que fuimos vulnerables, está cerrado, en este momento no estamos vulnerables. Hace tres semanas, tres bancos, no el sistema, fueron vulnerables”, enfatizó.

Añadió: “Muy probablemente ya se acabó, pero seguirá habiendo intentos”.

Crearán plataforma de comunicación anónima

Alberto Gómez Alcalá, presidente ejecutivo de la ABM, comentó por su parte que, además de lo firmado este jueves con autoridades, todos los integrantes de la banca crearán una plataforma de comunicación anónima interna, para informar sobre cualquier situación anormal, para lo cual invertirán millones de pesos extra.

“Vamos a hacer una inversión millonaria para tener una plataforma de comunicación anónima, para delatar inconsistencias que cada banco perciba y que tratan de atacar este tipo de problemas. Cuando vemos algo inusual, que no entendamos en ese momento, lo podemos reportar, sin decir quién es el banco, sin decir quién es el cliente, pero que sea alertado el sistema, y eso nos va a implicar una inversión millonaria”, expuso.

Entrevistado al terminar la reunión de comité de asociados de la ABM, Bernardo González, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, detalló que el acuerdo firmado tiene como principal objetivo fortalecer los mecanismos de comunicación y coordinación cuando existan eventos que puedan vulnerar la seguridad e información.

[email protected]