La Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) informó que a mayo, las administradoras de fondos para el retiro (afores) acumularon plusvalías por 117,358 millones de pesos.

En un comunicado, indicó que, en febrero y marzo, las afores reportaron minusvalías por 182,860 millones de pesos, pero en enero, abril y mayo registraron plusvalías por 300,218 millones de pesos, con lo que se mantienen con un saldo favorable.

“Las minusvalías observadas durante el primer trimestre se han revertido más que en su totalidad, y es de esperarse que los rendimientos sean a favor del trabajador y mantengan una tendencia favorable como reflejo del retorno a la normalidad en los mercados financieros”, destacó la Consar.

El regulador de las afores aclaró que, si bien se tuvieron plusvalías en abril y mayo, aún están por verse los efectos negativos que el Covid-19 tendrá en los próximos meses sobre la actividad económica del país, especialmente en materia de empleo; así como la velocidad con la que se iniciará la reactivación de la economía.

Indicó que, al cierre de mayo, los activos netos de las afores se ubicaron en 4.19 billones de pesos, un aumento de 128,371 millones de pesos respecto del mes previo. “De ese aumento, 103,005 millones de pesos fueron resultado del incremento en la valuación de los activos netos (plusvalías)”.

La Consar remarcó que, la pandemia de Covid-19 representa el mayor desafío que ha experimentado el sistema financiero global desde la crisis del 2008-2009.

“Esta pandemia constituye un choque macroeconómico sin precedentes, que ha encaminado a la economía mundial a una situación de recesión cuya magnitud y duración son aún inciertas, una situación inédita a nivel internacional”, refirió el regulador.

Subrayó que, a partir de febrero de este año, los mercados financieros nacionales e internacionales mostraron una alta volatilidad como resultado del brote del Covid-19 en China y la posterior declaración de pandemia global por parte de la Organización Mundial de la Salud.

Además, a este panorama se debe  sumar el deterioro de la actividad económica y la pérdida de empleos a nivel global. “Todo ello provocó minusvalías importantes en los fondos de pensiones tanto en la región de América Latina como en el resto del mundo”.

No obstante, a partir de abril, estas minusvalías se han revertido parcialmente en los sistemas de pensiones de la región, enfatizó la Consar a cargo de Abraham Vela Dib.

[email protected]