El desempleo en México ha registrado un aumento sustancial de 50% desde fines del 2007 a mayo del 2010, que se encuentra incluso por arriba del promedio que han experimentado los países de la OCDE en el mismo lapso (de 48.3 por ciento).

Al interior del reporte titulado Panorama del Empleo del 2010, analistas de la entidad aclaran que la desocupación entre los países de la Organización, es resultado de la destrucción del empleo. Pero en el caso mexicano, el aumento sugiere que es el mercado laboral el que expulsa a los trabajadores al percibir que hay limitadas oportunidades de desarrollo y pocas ventajas de emplearse en el mercado formal .

Según la OCDE, este fenómeno se llama trabajadores decepcionados .

La OCDE estima que ni aún con la economía en marcha, habrá capacidad en la producción para reubicar a la fuerza laboral acumulada desde 1995 .

En ese año ubican el inicio del fenómeno de decepción que sufre la población mexicana respecto a las escasas ventajas que encuentran en emplearse en el mercado formal.

En consecuencia, los especialistas del organismo sugieren a las autoridades acelerar la aprobación de la reforma laboral para crear incentivos a la economía formal y proveer protección a los trabajadores contratados temporalmente.

Los expertos de la OCDE, matizan que la tasa de desempleo en México sigue siendo relativamente baja, desde una perspectiva internacional, próxima a la de Corea, Japón y Australia, que en mayo fue de 5.7 por ciento.

En el análisis, los expertos de la entidad encontraron que la crisis del empleo en los países de la zona alcanzó probablemente su techo , aunque todavía no pueden vaticinar cuanto tiempo tardarán en retroceder.

El índice de desempleo en la zona OCDE se encuentra en su nivel más alto desde la Segunda Guerra Mundial (1939 – 1945), de 8.7% promedio.

[email protected]