Por Marco Pérez Valtier, socio IMEF Monterrey

A pesar de que los principales resultados presupuestales de Pemex en 2019, en términos de flujo de efectivo fueron positivos el año pasado, difieren de manera importante de los resultados contables que se presentan a la Bolsa Mexicana de Valores, los cuales acusaron una importante pérdida, superior a los 346,000 millones de pesos.

La diferencia se presenta fundamentalmente porque contablemente, partidas como la depreciación y el demérito de activos, que, si bien impactan negativamente los resultados contables, no representan erogaciones de efectivo.

Leer en Revista IMEF