De acuerdo con un reciente estudio elaborado por Oracle junto con expertos en finanzas, la Covid-19 ha generado ansiedad financiera, tristeza y miedo en todos los niveles, desde los líderes de los negocios hasta los consumidores, siendo lo anterior una llamada de acción para replantear muchos de los procesos con los cuales se gestiona una organización.

Si bien se contaba con una tendencia en la que las empresas buscaban la digitalización de todas las áreas, incluida la de finanzas, los sucesos recientes obligaron a cambiar de manera inmediata para subsistir; lo que se tenía planeado realizar en cinco o seis años se tuvo que hacer en unos cuantos meses e ir aprendiendo sobre la marcha; no ha sido sencillo, pero los beneficios en un corto, mediano y largo plazo serán innegables.

El cambio al trabajo remoto al inicio de la crisis de Covid-19 causó estragos en muchos procesos comerciales que requieren datos en tiempo real de toda la empresa. Las organizaciones que hacían procesos manuales para recopilar y compilar datos de una multitud de fuentes se vieron afectadas, y las que ya habían comenzado su transformación hacia aplicaciones empresariales basadas en la nube, el confinamiento y trabajo remoto no tuvieron mayor problema.

Para tomar en cuenta

Para la navegación por eventos impredecibles es importante tener un conjunto integrado de aplicaciones empresariales en la nube que incluya planificación de recursos financieros, la gestión de la cadena de suministro, gestión del capital humano y planificación empresarial integrada.

Se trata de aplicaciones que permitan que los negocios se enfoquen en cómo crecer sus oportunidades financieras en tanto que la operación corra en procesos con tecnología confiable y de fácil adopción. Así, tanto las operaciones como las finanzas pueden brindar datos que permitan a las empresas planificar escenarios que brinden una visión o, por ejemplo, tener en sus procesos operativos mantenimientos predictivos mediante Inteligencia Artificial o Internet de las Cosas.

Para muchos líderes de negocio, brindarle una oportunidad a las nuevas tecnologías como la Inteligencia Artificial suele ser todo un reto: sin embargo, lo primero que se debe tener en mente, más allá de la inversión, son los beneficios que esto traerá; por ejemplo, al utilizar diversas tecnologías que permitan ofrecer a sus clientes confianza, automatización y una experiencia personalizada y mejorada, tanto el cliente como la organización estarán más satisfechos porque tener la agilidad y la información que se necesita para superar en cualquier condición los retos del mercado es el ideal de cualquier empresa.

Tomando en cuenta lo anterior, se deben considerar algunos puntos para optar por el mejor proveedor que te ayude a modelar y planificar en finanzas, recursos humanos, cadena de suministro y ventas, así como a agilizar el proceso de cierre financiero e impulsar mejores decisiones con mejoras continuas que permiten estar a la vanguardia. Algunos elementos clave a considerar son las necesidades específicas de la compañía para llevar a cabo un buen trabajo; de nada sirven muchas soluciones si no responden a tus requerimientos.

Además, tu opción debe ser una serie completa de aplicaciones. Una de las principales razones para adquirir un ERP debe ser que las aplicaciones con las que cuenta sean integrables para las funciones empresariales y, además, brinden mejoras continuas que conduzcan a buenos resultados comerciales y para mantenerse a la vanguardia.

El último año nos ha enseñado que todo evoluciona, por ello hay que adoptar aquello que nos ayude a mejorar, a salir adelante de las adversidades y nos de tranquilidad, la tecnología proporciona todo esto. Las empresas que ya habían iniciado el camino lo saben bien y las que, por el motivo que fuera, estaban a la expectativa también, porque se dieron cuenta que había que cambiar de manera inmediata para subsistir.

*El autor es vicepresidente senior de aplicaciones para Oracle de México