La aspirante independiente a la Presidencia de la República, Margarita Zavala Gómez del Campo, firmó el Pacto por la Primera Infancia, iniciativa de la asociación Un kilo De Ayuda, en colaboración con 320 empresas y organismos internacionales.

El pacto que suscribió tiene 10 compromisos y cinco condiciones estructurales que contemplan la atención de 12 millones de niños menores de seis años para recibir una adecuada nutrición, seguridad y oportunidades de aprendizaje.

Durante el evento, la aspirante propuso garantizar la seguridad de los niños y las niñas de México, así como la seguridad de los menores migrantes, los huérfanos por feminicidios y los menores discapacitados.

La candidata aseguró que conoce y confía en la sociedad civil “yo soy de las que creo que el trabajo de estas asociaciones en todos los casos con una enorme cantidad de voluntarios, deberíamos invertir algunas cosas, que la sociedad civil tuviera el corazón de los voluntarios y que la sociedad civil tuviera el presupuesto de los servidores públicos”.

Dijo que a lo largo de su vida ha trabajado de cerca con las asociaciones, por ejemplo en el Seguro Popular y en estancias infantiles, donde han participado para mejorar los programas sociales.

Zavala Gómez del Campo expuso que los puntos planteados en el pacto ofrecen un horizonte claro para saber cómo se tiene que tratar a la primera infancia desde la política pública.

Además, se comprometió a ofrecer datos oficiales claros y accesibles en temas de discapacidad, así como la agilización en los trámites de certificación para esa población y una estrategia basada en la atención inmediata.

El gobierno de México debe garantizar el futuro de paz y prosperidad de todos los mexicanos empezando por los más jóvenes y por ello se requiere una presidencia con liderazgo y valores, expuso.

Agregó que la doble o triple jornada en laboral de las mujeres, con un empleo y el trabajo doméstico ha afectado a las familias por lo que propuso hacer políticas públicas que las consideren.