Poco más de 120 minutos de negociación, la colocación y el retiro de vallas y cercos de la Policía Federal, así como la salida de integrantes del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) fueron necesarios para que representantes del movimiento Yo Soy 132 entregaran una carta en la Secretaría de Gobernación (Segob).

Desde temprano, integrantes del SME cercaron el Palacio de Covián, aunque se sabía arribarían al lugar los universitarios.

Mientras el secretario general del sindicato, Martín Esparza, negociaba con el subsecretario de Gobierno, Obdulio Ávila Mayo, la concentración crecía.

Cerca de las 3:30 de la tarde, el grupo de estudiantes llegó a la avenida Bucareli. Se toparon con una valla metálica resguardada por policías.

Tras solicitar la presencia de algún funcionario de la Segob, se acercó el director de Atención Ciudadana y Concertación Política, Luis Carlos Migliavacca, quien propuso la entrada de una comisión, a lo que se negó la multitud.

Al final, cinco estudiantes entraron al patio de la Segob y ahí, a la vista de todos, el subsecretario Ávila Mayo recibió el documento.

La Policía Federal retiró las vallas metálicas y los universitarios, con rosas en las manos, caminaron tomados de los brazos.

El Subsecretario ofreció apertura; el movimiento leyó el documento; el funcionario lo recibió y aseveró que sería analizado.

Un joven cuestionó por qué si el movimiento es pacífico habían colocado vallas. No eran para ustedes , contestó Ávila Mayo. Cuentan con todas las garantías. Ningún joven puede ni debe temer a la policía .

Ningún mexicano , lo corrigió una muchacha.

[email protected]