El gobernador interino de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez, dijo que ya se toleró demasiado los actos vandálicos en el estado con el pretexto de exigir la búsqueda de los 42 normalistas desaparecidos, por lo que su gobierno no reprimirá las manifestaciones pacíficas, aunque aplicará la ley contra aquellos que violentan.

Hemos sido tolerantes al extremo; hemos actuado con mucha mesura, pero cada vez se reduce e identifica más a un segmento de enmascarados y embozados que son los que realizan los actos vandálicos y ahí lo que vamos a hacer es no reprimir, sino aplicar la ley , afirmó.

Aseguró que su gobierno ya tiene identificados a aquellos que se han visto enmascarados en las diversas protestas violentas que se han cometido, sobre todo en Chilpancingo.

"No podemos permitir más vandalismo, hemos sido tolerantes al extremo, hemos actuado con mucha mesura pero cada vez se reduce y se identifica más a un segmento de enmascarados, esbozados que son los que realizan acciones vandálicas", afirmó.

El mandatario estatal hizo un llamado para que cesen las protestas violentas en el estado, como las que encabezan la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación Guerrero (Ceteg), quien tiene tomadas al menos una veintena de alcaldías de Guerrero, de las 81 que componen el estado.

"Es un llamado a que se dejen de realizar acciones que rebasan el Estado de Derecho, decirlo con todas las letras son acciones vandálicas y quienes las realizan por supuestos que son vándalos", afirmó.

El gobernador hizo estas declaraciones durante una entrevista al iniciar un recorrido por la zona centro de Acapulco.

[email protected]

MFH