Al 29 de mayo, el Instituto Nacional Electoral (INE) había recibido 30 solicitudes de seguridad por parte de candidatos a cargos de elección popular.

Entre los aspirantes se encuentra la petición de la candidata de Morena al Senado y excomandante de la Policía Comunitaria de Olinalá, Guerrero, Nestora Salgado, quien finalmente rechazó los cinco elementos que se le habían dispuesto.

La mayoría de los peticionarios de medidas de protección —al menos 19— buscan ser diputados federales. En menor proporción han presentado solicitud aspirantes al Senado; dos candidatos a gobierno estatal y dos a la Presidencia de la República: José Antonio Meade, y en su momento pidió un análisis de riesgo la excandidata Margarita Zavala.

Morelos, Guerrero y Nuevo León son los estados de origen de los candidatos que encabezan las solicitudes. También provienen del Estado de México; Guanajuato; Zacatecas; Veracruz; Ciudad de México; Michoacán; Tamaulipas; San Luis Potosí; Chihuahua; Tabasco; Baja California y Chiapas.

Es de mencionar que el Protocolo de Protección Personal para los Candidatos a la Presidencia de la República, signado entre el INE y la Secretaría de Gobernación, establece que el Estado Mayor Presidencial y la Comisión Nacional de Seguridad se harán cargo de la seguridad de los contendientes a la primera magistratura del país que así lo requieran. Los aspirantes deben solicitar esta protección a través de la autoridad electoral.

En relación a la solicitud en favor de Nestora Salgado, ésta llegó al INE el 30 de abril y fue recibida en la Secretaría de Gobernación el 2 de mayo. Días más tarde, el 16 de mayo se reunieron con la candidata para poner a su disposición cinco elementos de seguridad.

Salgado no aceptó la protección al tratarse de personal no uniformado y porque no se le proporcionarían vehículos balizados, es decir, marcados con un objeto señalizador. Las autoridades indicaron que dicha petición contraviene los procedimientos y políticas de operación de la Policía Federal, por lo que esa corporación se deslindó de cualquier responsabilidad ante la negativa de la candidata.

Acusación del PRI por doble nacionalidad

Por otro lado, en conferencia de prensa, Emilio Suárez Licona, representante del PRI ante el INE, acusó a Nestora Salgado de mentir al instituto electoral por no reportar su doble nacionalidad.

“Con el expediente en la mano, quedó constancia plena de que Morena y Nestora Salgado simularon su registro, mintieron a la autoridad electoral respecto a su condición de doble nacionalidad. En este sentido queda constancia de una violación manifiesta al Artículo 32 constitucional. En consecuencia, solicitamos al INE proceda en consecuencia y niegue el registro a Salgado”, dijo.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Organización y Capacitación Electoral del INE, el consejero Marco Antonio Baños advirtió que el candidato de la alianza Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, debería revisar a profundidad el caso de Salgado.

“Mal hace el candidato en defender un asunto que podría ser ilegal, esa parte tiene que cuidarse y revisarse con mucho detenimiento, tanto por el partido como por la candidata y por el INE”.

Asimismo, el consejero Baños refirió en entrevista con medios que era obligación de Nestora y de Morena informar al INE que cuenta con doble nacionalidad, la mexicana y la estadounidense.