El voto latino en Estados Unidos marcaría una tendencia que, a decir de especialistas estadounidenses, abre en los siguientes dos años una verdadera oportunidad para aprobar la reforma migratoria, hecho de especial interés del gobierno mexicano a cabildear, ya que de acuerdo con la investigadora de la organización Washington Office on Latin America (WOLA), Maureen Meyer, los connacionales son el principal grupo de indocumentados en el país vecino. 

El Partido Republicano perdió casi el total de apoyo del voto latino en Estados Unidos, fracción política que ha demostrado franca resistencia a legalizar a los migrantes sin documentos que laboran en aquel país; sin embargo, según la especialista de WOLA en el tema de México, si este partido desea recuperar popularidad y posición, tendrá que reconsiderar su estrategia con este grupo poblacional. 

De acuerdo con estimaciones del Pew Hispanic Center, el presidente Barack Obama obtuvo 71% de la simpatía hispana, mientras el republicano Mitt Romney, sólo 27 por ciento. Sumado a ello, se espera que el electorado hispano se duplique para el 2030.

Con base en datos de la Oficina del Censo de EU, el Centro Pew detalló en un reporte que en esta nación los 53 millones de hispanos representan 17% de la población total, pero sólo fueron 10% de todos los votantes este año. No obstante, su participación en el electorado se elevará rápidamente por varias razones: la más importante es que los hispanos son, con mucho, la nación más joven de los grupos étnico. Su media de edad es de 27 años -y sólo 18 años tomando en cuenta únicamente a los hispanos nacidos en la Unión Americana-, en contraste, 42 años es la media de los blancos no hispanos. En las próximas décadas, la parte del electorado elegible para votar se incrementará a través del simple remplazo generacional. 

Según las proyecciones del Pew Hispanic Center, los hispanos representarán 40% del crecimiento en el electorado en Estados Unidos entre ahora y el 2030, momento en el que 40 millones de hispanos serán elegibles para votar, frente a los 23,7 millones que existen actualmente. 

El presidente Barack Obama no tiene ya nada que perder, tras asegurar su segundo mandato, y los republicanos son muy conscientes de que perdieron casi todo el voto latino en EU, explicó Maureen Meyer. Esto plantea un escenario muy positivo para la reforma migratoria.

EN EL SENADO

Mariana Gómez del Campo pidió la comparecencia del presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Raúl Plascencia, para que informe sobre el estado en que operan los centros de detención o estaciones migratorias.

Lo anterior, toda vez que aumentó la cifra de migrantes menores de edad que viajan solos.

El número de migrantes repatriados menores de edad alcanzó este año una cifra récord, 13,996, de los cuales 10,720 eran no acompañados, esta cifra es 7.6% mayor a la del año anterior y quiere decir que hoy están transitando por el país un mayor número de menores de edad completamente solos y totalmente expuestos , aseguró la senadora en conferencia de prensa. (Con información de Tania Rosas)

REFORMA MIGRATORIA HUMANITARIA

Gabriela Flora, de la organización estadounidense American Friends Service Committee (AFSC), expresó, por su parte, que de no pasar la reforma en los próximos dos años, se perderá una oportunidad única y quizá sólo vuelva a hablarse del tema hasta el 2016.

  • Por otro lado, la especialista en reforma migratoria del AFSC aclaró que se requieren siete principios para que esta herramienta funcione de la mejor manera, garantizando los derechos humanos de las personas migrantes.
  • Justicia a través de una política económica humanitaria
  • De acuerdo con la organización AFSC, las políticas internacionales, incluyendo a los acuerdos de comercio, deben respetar los derechos humanos e impulsar el desarrollo económico sustentable.
  • Respecto de los países en vías de desarrollo, es necesario implementar mecanismos que garanticen el bienestar de sus poblaciones.
  • Protección de los derechos laborales de los trabajadores
  • Con base en el documento Un nuevo camino. Hacia una política migratoria humanitaria de la AFSC, se requiere implementar políticas humanitarias que respeten las garantías laborales de los trabajadores sin redadas en los centros de trabajo, poner fin a las sanciones en contra de los empleadores y negarse a los programas de trabajadores de huéspedes que sólo promueven la explotación.
  • Respeto a los derechos civiles y humanos de los migrantes
  • Sin importar su estatus, los migrantes tienen derecho de gozar las mimas garantías que los residentes estadounidenses. Ello implica eliminar los arrestos, detenciones y deportaciones de migrantes, así como un alto a las redadas, retenes y puntos de control en las vías públicas.
  • Desmilitarización de la frontera Estados Unidos-México
  • La frontera entre México y Estados Unidos ha incrementado los elementos de seguridad, así como la infraestructura de protección de la zona, lo que a decir de Gabriela Flora aumenta las violaciones de derechos humanos; por ello, el borde fronterizo debe ser desmilitarizado y la calidad de vida de las comunidades residentes en esta zona debe ser respetada.
  • Unidad familiar como principio fundamental
  • Según la propuesta de esta organización, este punto es fundamental para respetar la importancia de los lazos familiares al apoyar la reunificación de las familias migrantes, no importando preferencia sexual.
  • Acceso a servicios sociales
  • En opinión del AFSC, los migrantes y refugiados no deben ser excluidos de programas y servicios públicos.

EN NÚMEROS

Prohibido pasar

  • 1078.3 kilómetros de rejas y muros.
  • 21,000 agentes de la Patrulla Fronteriza en el 2009.
  • 4,000 millones de dólares gastados en rejas y otras barreras colocadas en la frontera.
  • 4,000 millones de dólares por año, destinados a la Patrulla Fronteriza.
  • 5 mil 287 muertes en la frontera registró la SRE y ONG’s en los últimos 10 años.