El consejero del IFE, Arturo Sánchez Gutiérrez, aseguró que la mejor forma de evitar que los promotores de la violencia y el crimen se salgan con la suya es que la gente vote en las elecciones del próximo domingo en 14 entidades del país.

Además, reconoció que lo sucedido en Tamaulipas es un hecho grave que atenta contra las instituciones democráticas del país, pero más grave sería que no salgan a sufragar.

'Si la gente no quiere que la gente que está detrás del crimen en Tamaulipas sea quien tome el control de su futuro, lo que debe hacer es salir a votar por quien considere es su mejor opción para gobernar', insistió.

Confió en que así será, pues en las elecciones federales de 2009, se decía que en las entidades que tienen problemas de seguridad, los ciudadanos no saldrían y sucedió todo lo contrario.

De tal forma que se espera que en esta ocasión se confirme la convicción ciudadana de defender a sus instituciones democráticas y acudan a las urnas para decidir por sus autoridades y no dejar que otros marquen su futuro.

Por otro lado, reconoció que es necesario revisar las condiciones que rigen los tiempos oficiales en los medios electrónicos que todavía son motivo de quejas y polémica por la supuesta inequidad y favoritismo hacia determinados partidos políticos.

'Yo creo que todo es perfectible y se está a tiempo de hacer todos los ajustes que se crean necesarios para fortalecer nuestras leyes electorales, de cara a las elecciones presidenciales de 2012', precisó el también responsable del área de Radio y Televisión del IFE.

Sobre el hecho de que prácticamente todas las elecciones en el país terminan siendo resueltas por el TEPJF, reconoció que es un hecho que empieza a causar desánimo en la sociedad, pues da la percepción de que los partidos políticos no quieren reconocer el voto ciudadano.

' Con justa razón algunos ciudadanos piensan que para qué van a votar si al final los partidos no van a reconocer los resultados y van a impugnar sus votos ante un tribunal, pero pues quiero aclarar que las leyes electorales resguardan la valía de todos y cada uno de esos votos', precisó.

Es decir, continuó, aun cuando el TEPJF es la máxima autoridad electoral, tiene como obligación principal defender los votos ciudadanos, por encima de los intereses de los partidos políticos.

/doch