Alejandro Encinas Rodríguez, encargado por Andrés Manuel López Obrador de llevar el tema de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa a través de la próxima Secretaría de Gobernación, opinó que la comisión de la verdad puede instalarse ya que es un asunto de voluntad política para el próximo gobierno federal.

En entrevista al concluir una reunión privada de diputados locales electos de Morena con Claudia Sheinbaum, virtual jefa de Gobierno, Encinas dijo que independientemente de la decisión del Tercer Tribunal Unitario del Décimo Noveno Circuito Judicial sobre la imposibilidad jurídica para crear la comisión de la verdad para investigar el caso Iguala, su trabajo será avanzar en las pesquisas como en otros asuntos de la misma naturaleza, esto incluye desapariciones forzadas, por lo que impugnarían la resolución.

Cabe mencionar que el miércoles pasado el Tribunal Unitario del Décimo Noveno Circuito, con sede en Reynosa, Tamaulipas, consideró fundado el recurso legal interpuesto por la Procuraduría General de la República (PGR) que arguye una imposibilidad jurídica para conformar una comisión del caso de los estudiantes que desaparecieron el 26 de septiembre del 2014, en Ayotzinapa, Guerrero.

“Es absurdo que se niegue la verdad a las víctimas con la resolución de un juez, pues va más allá, es voluntad política porque no necesitamos resolución de ningún juez para integrar una comisión. El gobierno federal entrante tendrá una situación distinta (con las víctimas) en su momento”, declaró ante los medios de comunicación.

Encinas explicó que se estarán reuniendo con padres de los normalistas así como personas que han sufrido violaciones a sus derechos humanos y grupos afines al tema.

Aunque, refirió que ya ha tenido ese contacto desde el Senado de la República, donde es integrante.

A pregunta expresa de si van a exigir desde la Secretaría de Gobernación justicia ante las desapariciones en este sexenio de Enrique Peña Nieto, señaló que “no debe ser un acto donde se exija justicia, sino un acto legal en el nuevo gobierno, ya que se tiene que cumplir; nosotros no vamos a exigir, vamos a hacer cumplir la ley”, completó Encinas.

Finalmente, explicó que rendirá protesta como diputado y hasta el último día de noviembre trabajará junto con legisladores locales para la instalación del primer Congreso capitalino y posteriormente investigar el caso de los 43 estudiantes.