Balazos y encapuchados, por un lado, y un cateo a la casa de campaña de una candidata a Gobernadora, por otro, empañaron la jornada electoral ayer en los estados de Durango e Hidalgo.

En medio de las denuncias, en ambos estados las encuestas de salida, temprano, y el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), más tarde, dieron la victoria al Partido Revolucionario Institucional.

Denuncias cruzadas

A pesar de los más de 3,600 elementos de seguridad entre el Ejército, Policía Federal, estatal y municipal que garantizarían la seguridad en Durango, hubo varias denuncias de violencia en la jornada electoral de ese estado.

En la sede nacional del PRI, Sebastián Lerdo de Tejada denunció que a media tarde un grupo de encapuchados, con armas largas, tiró balazos en un conjunto de 14 casillas electorales en cuatro colonias de Durango capital.

A nombre del Comité Ejecutivo Nacional del tricolor, el Diputado federal y representante del PRI ante el Instituto Federal Electoral (IFE) repudió cualquier hecho de violencia y exigió de las autoridades competentes esclarecer la procedencia del referido grupo.

Por su parte, la alianza Durango nos Une, integrada por PAN, PRD y Convergencia, denunció que un grupo de encapuchados armados robaron varias urnas electorales en Jardines de Durango y Francisco Zarco. El candidato a la gubernatura de la alianza Durango nos Une, José Rosas Aispuro, advirtió: Eso demuestra los nexos del gobierno estatal con la delincuencia organizada .

Además, se reclamó al procurador de justicia de la entidad, Daniel García Leal, la detención de unos 60 jóvenes que simpatizan con Rosas Aispuro.

Cateo madrugador

La jornada en Hidalgo madrugó envuelta en polémica, pues muy temprano por la mañana la policía local irrumpió en una casa de campaña de la candidata Gálvez con la intención de llevarse las computadoras; sin embargo, simpatizantes de la abanderada Xóchitl Gálvez lo impidieron.

Los elementos de seguridad arguyeron haber recibido una denuncia ciudadana que se quejaba por el ruido. Producto del enfrentamiento, la policía detuvo a 12 personas, 10 de ellas fueron liberadas la tarde del domingo, mientras otras dos permanecieron detenidos por portar armas de fuego.

Al emitir su voto, Xóchitl Gálvez lamentó el cateo a su centro de cómputo, al tiempo que enfatizó que no fue presentada una orden de cateo.

El PRI tiene mucho miedo, no tenemos nada que esconder y esperemos que esto se resuelva rápido y de la mejor manera , dijo Gálvez, quien en la noche se declaró ganadora, aunque afirmó que esperaría los resultados oficiales.

Por su parte, el procurador general de justicia de Hidalgo, José Alberto Rodríguez Calderón, dijo que el cateo se originó por una denuncia anónima, pero legal. Y el gobernador saliente, el priísta Miguel Osorio Chong, también opinó sobre el caso y descartó que el acto tuviera algún tinte político, lo consideró de un problema menor .

Se proclama ganador y destapa al sucesor de Beatriz Paredes

Tras proclamarse como triunfador indiscutible de la jornada electoral, Jorge Herrera Caldera, candidato del PRI al gobierno de Durango, llamó a sus contrincantes a sumarse a su proyecto en pro del estado y aprovechó para destapar al gobernador de la entidad, Ismael Hernández Deras, como sucesor de Beatriz Paredes Rangel, presidenta del Comité Ejecutivo Nacional del tricolor.

En conferencia de prensa, anticipó que sostendrá una relación institucional, de respeto, coordinación y colaboración con el presidente Felipe Calderón, aunque le recomendó modificar la estrategia del gobierno federal contra el crimen organizado y el narcotráfico.