La violencia que genera el enfrentamiento entre elementos de seguridad y la delincuencia ha dejado 150,000 desplazados en el sexenio, informó el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Raúl Plascencia Villanueva.

Durante la Jornada de Capacitación en Materia de Desplazamiento Interno, detalló que los focos rojos de donde han tenido que salir los ciudadanos debido a las agresiones son: Chihuahua, Tamaulipas, Sinaloa y Michoacán. Los sitios adonde están llegando son: Distrito Federal, Querétaro, Yucatán, Aguascalientes y Jalisco, expuso Plascencia Villanueva.

El Presidente de la CNDH urgió a visibilizar el problema para evitar más movimientos; hemos fortalecido las oficinas de la CNDH en lugares como Ciudad Juárez y Reynosa con un trabajo muy cercano con las oficinas estatales de derechos humanos y con la sociedad civil, pero se trata de hacer más visible este fenómeno para evitar que la violencia, además de lastimar a las víctimas, propicie que algunas personas tengan que cambiar de residencia .

Expuso que es necesaria la erradicación de este problema y enfatizó en que las autoridades tienen la obligación y responsabilidad de proteger a la sociedad. Cuando la cultura de la legalidad prevalezca no habrá nadie que deba desplazarse de sus raíces familiares y culturales para buscar en otro sitio la protección .

Pese a que la situación de desplazados en México no es tan severa como en Colombia, el ombudsman nacional advirtió que el objetivo es evitar que se agrave.

Por otro lado, agregó que en Chiapas se vive un caso particular en el que alrededor de 20,000 personas viven en condición de desplazamiento desde 1994, derivado de la lucha zapatista. Antes de esta fecha, abundó, este fenómeno no se había presenciado en el país en términos de violencia, excepto en la época de la Revolución.

Plascencia hizo un llamado a las autoridades a atender las consecuencias del desplazamiento en el país y a garantizar el respeto a los derechos fundamentales de la población, así como un análisis profundo sobre las causas de este fenómeno y una efectiva labor de prevención, combate a la impunidad y fortalecimiento de la ley.

En la inauguración de las jornadas, Raúl Plascencia Villanueva estuvo acompañado por Sebastián Albuja, representante del Observatorio del Desplazamiento Interno (IDMC) del Consejo Noruego para los Refugiados; Bryce Campbell, director asistente del proyecto Brookings-London School of Economics sobre el Desplazamiento Interno; Hans Hartmark, oficial a cargo de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados en México, y Marco Romero, presidente de la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento, Colombia.

[email protected]