El gobierno federal reveló nombres y empresas que, señaló, en el 2018 financiaron el documental El Populismo en América Latina, y anunció que presentará una denuncia ante la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales, por supuestamente recibir recursos de manera ilegal para financiar “la guerra sucia” contra el hoy presidente Andrés Manuel López Obrador.

El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto, enlistó 10 empresas, entre ellas OHL y Servicios Administrativos Peñoles SA de CV, además del Programa de Apoyo a la Comunidad del Gobierno del Estado de México, que supuestamente financiaron dicho documental realizado por la empresa TV Promo y Grupo TV Promo, ambas propiedad del empresario Alejandro Jesús Quintero Íñiguez y sus cinco hermanos.

El funcionario reveló diversas transferencias de dichas empresas a Grupo TV Promo y Bufete de Proyectos Información y Análisis (BPIA). Destacó que OHL México transfirió 186 millones de pesos; 2.5 millones de pesos de la Coordinación del Programa de Apoyo a la Comunidad del Gobierno del Estado de México, y 96.9 millones del Consejo Mexicano de Negocios (CMN).

En respuesta, la empresa BPIA sostuvo que los pagos a TV Promo fueron en septiembre del 2017, un mes antes del inicio del proceso electoral. Indicó que contrató servicios de comunicación, más no de alcances políticos o electorales.

“Las declaraciones del señor Santiago Nieto representan una violación flagrante a la presunción de inocencia, además de violar el secreto financiero y la protección de datos personales”, sentenció.

Mientras que el CMN rechazó haber participado “en campaña de desprestigio” y defendió que desarrollan diferentes iniciativas, campañas publicitarias y eventos que promueven la labor empresarial, por lo que los pagos y transacciones a los que hace referencia la UIF corresponden a la ejecución de estas iniciativas.

Por su parte, la operadora de infraestructura de transporte Aleatica, a través de un comunicado, precisó que tampoco ha financiado, directa o indirectamente, ningún esfuerzo de comunicación, positivo o negativo, a través de Grupo TV Promo, Tv Promo, ni de alguna otra manera.

Al respecto, el exconsejero del INE, Alfredo Figueroa, opinó que la investigación es correcta, aunque, si no se trata de una persecución contra quienes promueven la crítica al Ejecutivo federal, también se debe abarcar otras quejas que interpusieron el resto de los partidos en el pasado proceso electoral, pues de lo contrario se entendería que se están utilizando las instituciones para perseguir.

“Me parece que muestra una actitud de no imparcialidad (...) Por ejemplo, a Ricardo Anaya le imputaron una serie de delitos de los que al final no resultó responsable (...) La UIF debe ser una institución para todas las causas, no sólo para aquellos temas que le interesen al presidente”, puntualizó.