El proceso comicial empieza a frenar las actividades del Primer Mandatario. El presidente Felipe Calderón pospuso ayer una gira de trabajo a Tabasco por la veda electoral del estado.

Ayer, Calderón tenía previsto visitar la entidad para inaugurar obras, pero ese mismo día por la mañana se canceló el viaje.

Y es que en la entidad comenzó la veda electoral local el pasado 15 de febrero, la cual culminará el 1 de marzo. Aparte de elegir al sucesor de Calderón, los tabasqueños acudirán a las urnas el 1 de julio para votar por Gobernador, diputados locales y 17 ediles.

La Presidencia de la República argumentó que la gira se posponía por tal motivo.

De acuerdo con medios locales, incluso, el gobernador de Tabasco, Andrés Granier, dijo que ayer le cancelaron las actividades que tenía programadas con el Presidente.

Es tradición que los gobernadores reciban al Primer Federal en el aeropuerto y de ahí se trasladen a los lugares en que se tienen programados los eventos. Unas horas antes de que Granier fuera al aeropuerto fue notificado.

La agenda preveía que Calderón y Granier supervisarían la estructura vertedora del cauce del alivio Los Zapotes-Don Julián, inaugurarían un tramo carretero y el cauce de alivio Sabanilla.

El Presidente tenía programados 100 días de giras nacionales, que culminan un día antes del arranque de las campañas a la Presidencia de la República (30 de marzo).

[email protected]