El presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, refirió luego de reunirse con el presidente Andrés Manuel López Obrador, que entre los temas en los que coincidieron en preocupación está el combate a la corrupción y la justicia social en el país.

“Estamos del mismo lado en la necesidad de que la gente en México tenga mayor bienestar, que haya mayor justicia, que haya un combate real a la corrupción y que podamos generar condiciones para transformar el país, para que en un breve tiempo la gente, sobre todo la más humilde y que menos tiene, pueda tener mejores condiciones de vida y que los jueces coadyuvemos precisamente con nuestras sentencias a lograr que haya un auténtico Estado de Derecho”, dijo en entrevista.

El togado descartó que haya existido una solicitud del mandatario para que se combata la corrupción al interior del Poder Judicial, ya que aseguró “es una convicción personal”.

Yo he dicho, reiteró, que llevo una política en el Poder Judicial de cero tolerancia a la corrupción, es una convicción personal que, por supuesto, coincide también con el combate a la corrupción del Ejecutivo.

En este sentido, Zaldívar explicó que ya se están tomando medidas en el Poder Judicial para combatir la corrupción, entre las que se encuentra la destitución de jueces y magistrados y la suspensión de algunos juzgadores.

El presidente de la Corte precisó que a tres meses de haber asumido el cargo, se tienen al momento cuatro destituciones de juzgadores.

En relación al amago de López Obrador de exhibir a los jueces en su conferencia que dejen en libertad a presuntos delincuentes por formalismos “legaloides”, el togado indicó que estarán abiertos a recibir información cuando existan datos del actuar indebido de los juzgadores.