En cinco meses se registraron 192 asesinatos de policías adscritos a corporaciones de los tres órdenes de gobierno —federal, estatal y municipal— por lo que suman 345 casos en México en lo que va del 2018, de acuerdo con registros de la organización Causa en Común, liderada por María Elena Morera.

Durante junio, se tenían contabilizados 153 casos y tras un nuevo corte de cifras, hasta los primero días de noviembre los asesinatos de policías se duplicaron en todo el país.

El pasado 18 de junio organizaciones exigieron al gobierno federal y entidades locales dignificar la función policial ante el contexto de violencia que vive el país, ya que se han incrementado los asesinatos de elementos encargados de mantener el orden público y la seguridad de los ciudadanos.

En un documento, la Barra Mexicana Colegio de Abogados, Instituto Mexicano para la Competitividad,  Observatorio Nacional Ciudadano y Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad indicaron que cada asesinato en nuestro país representa una tragedia, pero resulta particularmente ominoso que las autoridades permanezcan inmóviles frente al asesinato de aquellos que tienen encomendada la seguridad de la ciudadanía.

Los homicidios en Guanajuato, Estado de México, Guerrero, Veracruz, Puebla, Ciudad de México y San Luis Potosí representan casi 60% de los casos.

Según el registro de policías asesinados del 2018 de Causa en Común, Guanajuato lidera con 61 homicidios; Estado de México 36; Guerrero 34; Veracruz 28; Puebla 27; la Ciudad de México 16; San Luis Potosí 10; Chihuahua 24; Jalisco 16; Tamaulipas 10; Michoacán y Sonora, 11 respectivamente; mientras que Oaxaca y Morelos contabilizan nueve cada uno.

En tanto, Colima y Baja California registran siete casos cada uno; Zacatecas y Quintana Roo cuatro, respectivamente; Chiapas, Tabasco, Tlaxcala, Sinaloa tres casos en cada entidad; Coahuila, Hidalgo, Nuevo León dos cada uno y Baja California Sur, Nayarit y Durango registraron un asesinato de un elemento de seguridad.

“Como sociedad debemos indignarnos y exigir castigo para quienes de manera cobarde asesinan a policías. Bien o mal preparados, son los encargados de protegernos”, indicó la asociación civil.