A diez meses del S19 la Ciudad de México tuvo un movimiento telúrico de intensidad 5.9, localizado al sureste de Huajuapan de León, Oaxaca a las 08:31 con 54 segundos.

El mandatario de la Ciudad de México, José Ramón Amieva, inició el protocolo de revisión en las 16 demarcaciones por medio de helicópteros cóndores para reconocimiento de zonas específicas además que el Sistema de Transporte Colectivo-Metro hasta el momento se encuentra ofreciendo servicio y operando con normalidad la marcha de los trenes.

Cabe recordar que el Sistema de Alerta Sísmica Mexicano (SASMEX), que depende del Centro de Instrumentación y Registro Sísmico (CIRES), otorga a los ciudadanos de 50 a 70 segundos para evacuar una casa, edificio y/o ponerte a salvo en caso de un temblor igual o mayor de una magnitud de 6 grados.

En ese sentido usuarios en rede sociales han informado al Centro de Comando (C5) que no sonó la alarma sísmica en delegaciones como Álvaro Obregón, Cuauhtémoc, Benito Juárez y Xochimilco, sin embargo, pudieron salir de sus hogares o trabajos a tiempo por el Sistema de Alerta Sísmica de instituciones educativas o edificios institucionales o por medio de la aplicación Sky Alert.

En contexto el pasado 19 de septiembre del 2017 un sismo de intensidad 7.1 con epicentro en la zona limítrofe entre Puebla y Morelos dejó 369 víctimas mortales, miles de damnificados, y cuantiosos daños materiales en edificios públicos, en cinco estados del país incluyendo la Ciudad de México.

Tras el nuevo sismo hasta el momento no se reportaron daños a inmuebles o personas lesionadas, informó José Ramón Amieva.

El sistema de alerta sísmica abarca los estados de Guerrero, Michoacán, por lo que un movimiento fuera de esos sensores como el ocurrido esta mañana, tardan el lanzar la alerta o incluso puede que no sean lanzadas.

El Sistema de Alerta Sísmica Mexicano (SASMEX) explicó por qué en muchas partes de la Ciudad de México no sonó, “este 19 de julio a las 08:32:07 horas el SASMEX detectó un sismo inicialmente en 50 estaciones sensoras, que generó un aviso de alerta pública a la CDMX porque la energía del sismo en desarrollo permitió pronosticar posibles efectos sísmicos fuertes en la ciudad”.

salvador.corona@eleconomista.mx

erp