Diversas organizaciones vecinales se inconformaron por la aprobación de la Ley de Desarrollo Urbano. Guadalupe Tron y Josefina McGregor, representantes de los patronatos Pedregal de San Ángel y San Ángel, aseguran que los usos de suelo quedan a discreción del gobierno capitalino y la Secretaría de Desarrollo Urbano.

Para la asociación Salvo Lomas, la nueva disposición aprobada por los diputados locales encontró la forma de evadir la participación ciudadana. Y es que en la composición del Comité Técnico de Modificaciones a los Programas de Desarrollo Urbano habrá cuatro ciudadanos, pero dos de ellos deben provenir de movimientos sociales.

También la asociación de vecinos de Lomas de Chapultepec indica que las normas avaladas atentan contra la propiedad privada al permitir que la Seduvi pueda modificar los usos de suelo. Incluso denuncia que la nueva norma permitirá la construcción de edificios con alturas hasta ahora no permitidas y elimina las zonas habitacionales mezclándolas con comerciales.

Según la disposición aprobada, la Seduvi tiene 90 días para emitir un programa de regularización del uso de suelo de establecimientos mercantiles de hasta 100 metros cuadrados de superficie construida.

Por su parte, la organización Asamblea Ciudadana del Movimiento Urbano Popular denunció que el Gobierno del Distrito Federal incumplió con su palabra, pues en una reunión con el secretario de Gobierno, José Ángel Ávila, éste se comprometió a postergar la aprobación, con la finalidad de revisar el contenido de la ley.

Desde que se discutía el dictamen de ley en la Asamblea Legislativa, Guadalupe Tron manifestó su preocupación por la nueva norma, con la cual, dice, no se tomará en cuenta la consulta pública, lo que deriva en la discrecionalidad del Jefe de Gobierno para modificar el uso de suelo.

El diputado panista Rafael Calderón mencionó que la Ley de Desarrollo Urbano, aprobada el martes, es bondadosa para el Jefe de Gobierno y perjudicial para los ciudadanos, incluso para la Asamblea Legislativa, ya que los legisladores se autolimitaron al quitarse la facultad de presentar propuestas de cambio de uso de suelo, dicha atribución es del titular del Ejecutivo local.

jreyes@eleconomista.com.mx