El candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador (Morena, PT y PES) dijo estar dispuesto —en caso de ganar los comicios del 1 de julio—a usar el decreto presidencial y la iniciativa preferente para eliminar, de la reforma educativa, todo lo que afecte a los maestros.

Entrevistado luego de un mitin de campaña en Río Verde, San Luis Potosí, el tres veces aspirante presidencial fue cuestionado acerca de que 100 organizaciones —entre ellas Mexicanos Primero— le pidieron aclarar su postura en torno a la reforma educativa, López Obrador dijo que no polemizará ni caerá en ninguna provocación.

“Ese es Claudio X. González, que no voy a caer en ninguna provocación, ellos están financiando la guerra sucia, todas esas organizaciones se hacen pasar como de la sociedad civil, se dedican nada más a atacarnos, a desprestigiarnos; ellos son los que están financiando la guerra sucia, Claudio X. González, su hijo, y otros, pero yo no voy a caer en ninguna provocación”, sentenció.

Los periodistas que acompañan al candidato presidencial también le cuestionaron si su postura es abrogar por completo la reforma educativa, o hacer modificaciones. Precisó que  “todo lo que dañe a los maestros se va a cancelar”.

También se le preguntó si usaría el decreto presidencial o la vía de la iniciativa preferente para reformar la Constitución.

“Las dos cosas. Primer voy a hacer uso de mis facultades como titular del Poder Ejecutivo para que no se aplique ninguna acción en contra del magisterio, y segundo, voy a enviar una iniciativa preferente a los artículos de la Constitución que afecten al magisterio”, dijo.

¿Por decreto? —se le insistió.

“Las dos cosas, al mismo tiempo. Primero, es las facultades que yo tenga para que no se aplique ninguna acción en contra del magisterio.

“Es que los maestros no se oponen a la evaluación. Los maestros lo que no quieren es que se utilice la evaluación como un mecanismo para correrlos, cesarlos”, comentó.

Previamente, en un video por el Día del Maestro, López Obrador felicitó a los maestros, y reiteró su postura de abrogar la reforma educativa, en caso de ganar los comicios del 1 de julio. 

“Ya no voy a fijar la postura acerca de la mal llamada reforma educativa porque ya lo hice en Guelatao, hace cuatro días. En la tierra que vio nacer al mejor presidente de México, hice el compromiso de que vamos a cancelar la mal llamada reforma educativa”, comentó.

[email protected]