El tiroteo ocurrido el pasado viernes en Newtown, Connecticut, pone nuevamente sobre la mesa la necesidad de un cambio dramático en el que se establezcan soluciones compartidas entre México y EU, planteó la directora ejecutiva de la organización estadounidense Washington Office on Latin America (WOLA), Joy Olson.

La Directora de WOLA expuso que las consecuencias de leyes laxas para controlar la venta de armas se viven en la Unión Americana y el fracaso para acabar con la venta de estos dispositivos aviva la violencia ocurrida, en mayor escala, en México.

Las mismas armas militares de asalto que se han utilizado en las masacres estadounidenses se compran en este territorio y posteriormente son llevados a manos de los delincuentes de la droga a través de la frontera.

La investigadora detalló que se estima que 70% de las armas incautadas en México proviene de EU. Muchas de estas armas se compran en armerías por compradores con un expediente limpio y luego son revendidas a traficantes. Otros asisten a ferias donde la compra puede realizarse sin verificar los antecedentes, indicó.

Aunque la violencia en México y EU tiene lugar en contextos muy diferentes, algunas de las soluciones de la política en EU tendrán un impacto en ambos países, explicó.

EU tiene que deshacerse de la laguna jurídica para prohibir este tipo de ferias y se requiere una persecución y condena más dura para aquellos sujetos sin antecedentes penales que adquieran armas y las transfieran a traficantes.

Por otro lado, el Centro de Investigación PEW reportó que 46% de los estadounidenses cree que es más importante proteger el derecho de portar y poseer armas, mientras que 47% considera necesario regular la posesión de las mismas.

Respecto de la opinión de los mexicanos, la consultora de investigación estratégica Parametría arrojó a través de una encuesta que 51% de la población mexicana desaprueba la posesión de armas de fuego en los hogares. En noviembre del 2002, 44% de los ciudadanos estaba en contra de poseer un arma en casa, cifra que aumentó ocho puntos para mayo del 2011.

OPCIONES ANTE LEY LAXA

  • Hacer cumplir la prohibición existente sobre importación de rifles de asalto fabricados en el extranjero.
  • Expandir la norma de registro para la venta múltiple de armas
  • Investigar agresivamente el tráfico de armas de fuego
  • Habilitar en los estados y la policía local acceso completo a los datos de rastreo de armas.
  • Una comisión binacional para detener el flujo de armas ilegales.

[email protected]