Organismos internacionales destacaron la necesidad de armonizar la Ley de Migración con la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, a fin de brindar la protección adecuada a los menores migrantes que transitan por nuestro país.

“Con la armonización de la Ley de Migración y la Ley de Refugiados, junto con la Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, México estaría cumpliendo con importantes medidas para... (alcanzar) los compromisos”, indicó Mark Manly, representante en México del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados.

Durante su participación en el Senado en el Conversatorio sobre la Protección de los Derechos de la Infancia Migrante, indicó que México se está convirtiendo cada vez más en un país de destino para personas refugiadas, incluyendo niños y niñas que vienen con sus familiares o de forma no acompañada.

Refirió que del 2014 al 2017 hubo un aumento de 580% en el número de personas que solicitaron la condición de refugiadas en nuestro país, en particular Honduras y El Salvador, pero también en forma creciente de Venezuela.

Es imprescindible, dijo, llevar a cabo ajustes a la legislación para asegurar que se haga frente a esta nueva realidad migratoria.

Y es que de las personas que solicitaron asilo en los últimos dos años, fueron poco menos de 15,000 el año pasado y 9,000 en el 2016, y de éstos, cerca de 30% fueron menores, la mayoría acompañados de un familiar adulto.

Los organismos también hacen notar “con especial preocupación” la detención de menores migrantes, muchos de ellos no acompañados, por lo que se recomendaron medidas necesarias para poner fin inmediato a la retención de los menores.