El grupo parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados planteó la necesidad de transformar a fondo el modelo de operación policiaca del Instituto Nacional de Migración (INM), con el fin de convertirlo en uno de apoyo, rescate y vigilancia para la protección de migrantes, tanto nacionales como extranjeros.

Josué Valdés Huezo, secretario de la Comisión de la Función Pública en San Lázaro, dijo que el trabajo del Grupo Beta, dependiente de la Secretaría de Gobernación (Segob) para salvar la vida de los migrantes en peligro en las zonas de riesgo, debe ser el ejemplo a seguir por parte del personal del INM.

A la fecha, precisó, hay 16 grupos de ese tipo, con aproximadamente 150 agentes, que laboran en las fronteras sur y norte de México.

Tienen recursos limitados, pero han hecho una labor de apoyo a migrantes. Esa debe ser la filosofía de los agentes del INM; desafortunadamente hay evidencias de extorsión y ligas con delincuentes .

Calificó de insuficiente la reciente purga de funcionarios del citado Instituto puesto que lo que urge es su transformación a través de una selección del personal que garantice ética y profesionalismo.

Cabe recordar que, el jueves de la semana anterior, la Segob informó del relevo de delegados del INM en Tamaulipas, Veracruz, Tabasco, Oaxaca, Estado de México, San Luis Potosí y Quintana Roo, estados donde se registra el mayor tránsito de indocumentados.

Y urgió al presidente Felipe Calderón a publicar la ley general de migración, con el fin de poder aplicar sanciones a los servidores públicos vinculados con la corrupción por su presunta participación con delincuentes que se dedican al tráfico de personas y al secuestro.

[email protected]