La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) extendió este jueves 3 de diciembre la suspensión de actividades presenciales al 31 de marzo en sus diversos recintos. La medida incluye cursos, conferencias, congresos, seminarios, mesas redondas y talleres, entre otras actividades, esto con el fin de prevenir la propagación del Covid-19.

A través de un boletín emitido por la Dirección General de Comunicación Social de la universidad, se informó que también quedan cancelados los intercambios académicos a nivel internacional, así como el recibimiento de visitantes para la realización de estancias académicas y de investigación.

La UNAM también canceló la autorización de los apoyos académicos para movilidad como los viáticos, pasajes terrestres o aéreos, inscripciones, entre otros. 

Con respecto a las prácticas y trabajos de campo o en estancias académicas a nivel nacional, estas serán autorizadas sólo tras una evaluación previa de las entidades académicas de los riesgos que podrían tener los posibles asistentes en cada caso solicitado.

La universidad destacó que se procurará, “en el ámbito de su competencia y conforme a la disponibilidad presupuestal”, efectuar todas las actividades académicas y culturales a distancia o vía remota.

El pasado septiembre, Tamara Martínez, coordinadora para la Igualdad de Género de la UNAM, advirtió durante el coloquio “La Universidad y su futuro” que cerca del 20% de los estudiantes que se inscribieron a nivel preparatoria y licenciatura en el ciclo escolar 2019-2020 en la UNAM se encontraban en peligro de abandonar sus estudios a causa de complicaciones tecnológicas para tomar clases a distancia.

Esta cifra también estimaba a los estudiantes que podían desertar debido a la necesidad de contribuir con el ingreso familiar afectado por la crisis causada por la pandemia.