La ciudadanía encontró en Twitter el medio para que su voz se escuchara. Empujada por el descontento, los mexicanos utilizaron ese medio para exigir justicia. Éstas son las etiquetas que han marcado estos cuatro meses, desde la noche del 26 de septiembre del 2014, cuando desaparecieron los 43 normalistas.

#Ayotzinapa

Cuando la noticia empezó a difundirse, #Ayotzinapa fue la etiqueta que preparó el escenario de una invasión de opiniones. No ha dejado de aparecer entre los temas más comentados en Twitter desde el 26 de septiembre.

#AcciónGlobalporAyotzinapa

5 de noviembre.

Cuando la noticia alcanzó niveles internacionales, la reproducción de la etiqueta #AcciónGlobalporAyotzinapa se podía rastrear en países a lo largo del mundo.

#FueElEstado

28 de octubre 2014.

La investigación del tema tocó una fibra sensible: la participación de la policía municipal en el ataque y posterior desaparición de los estudiantes normalistas. Los usuarios de Twitter lo comunicaron.

#DemandoTuRenunciaEPN

17 y 18 de octubre.

El grito de una solución al caso Ayotzinapa pidió que el presidente Enrique Peña Nieto dejara la presidencia. Se convirtió en protesta global .

#2daLlamadaEPNrenuncia

25 de octubre.

Cuando el hashtag #DemandoTuRenunciaEPN se agotó la exigencia evolucionó. Se buscaba lo mismo una solución inmedita y la dimisión del funcionario, casi un mes después de la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa

#43ConVidaYa

15 de octubre.

Estudiantes del mundo demandaron justicia por el caso de los alumnos de la Escuela Normal Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa a través del hashtag #43ConVidaYa.

#AyotzinapaSomosTodos

8 de octubre.

Miguel Herrera, director técnico de la Selección Mexicana, expresó solidaridad por el caso Ayotzinapa. La marcha del 8 de octubre se realizó bajo este lema.

#EPNBringThemBack

22 de octubre.

Países americanos y europeos exigieron al presidente Enrique Peña Nieto la solución del caso con una sola consigna: #EPNBringThemBack (EPN, tráelos de vuelta).

#YaMeCansé

7 de noviembre.

#YaMeCansé ha sido el hashtag más poderoso de la protesta digital por Ayotzinapa. Jesús Murillo Karam, de la PGR, jamás se imaginó que su frase, expresada en una maratónica rueda de prensa, rompería la barrera de la distancia y sería reproducida en todo México y el mundo como crítica a la respuesta del gobierno ante la desaparición de 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, Guerrero.

#20NovMx

20 de noviembre.

En la convocatoria a la marcha del 20 de noviembre se utilizó la etiqueta #20NovMx. Las protestas de ese día se dividieron en tres marchas divididas por contingentes que partieron desde distintos puntos del Distrito Federal. Debido a esta movilización ciudadana, se canceló el Desfile Militar conmemorativo por la revolución mexicana.

#43X43

3 de noviembre.

Esta etiqueta hace referencia a la caravana que se realizó desde Iguala, Guerrero, hasta el Distrito Federal. Los contingentes que formaron la caravana caminaron 40 kilómetros diarios. Llegaron a la capital el 8 de noviembre.

#1DMx

1 de diciembre.

El 1 de diciembre del 2012, cuando Enrique Peña Nieto tomó posesión, un cerco de seguridad fue erigido en la ciudad. Ese día se registraron violentos enfrentamientos por manifestantes que estaban en contra de la toma de protesta. En el 2014 se convocó a una nueva marcha con un lema que ya había sido utilizado dos años antes, pero ahora por Ayotzinapa.

#YaSupérenlo

El Presidente Enrique Peña Nieto visitó Guerrero el 4 de diciembre y, durante el discurso de la presentación del Plan Nuevo Guerrero, desató los reclamos de la sociedad a través de Twitter. La frase que indignó a la población fue "Quiero convocar a la sociedad guerrerense para que (...) hagamos realmente un esfuerzo colectivo (...) y podamos realmente superar este momento de dolor". La respuesta fue la etiqueta #YaSupérenlo, que se colocó como "trending topic" (tendencia de conversación). Ese mismo día, la comunidad en Twitter acusó de un saboteo al hashtag #YaMeCansé. #YaSupérenlo y #YaMeCansé2 compartieron la lista de tendencias.

ruy.rebolledo@eleconomista.mx

mac