El pleno del Senado aprobó la expedición de la Ley de la Fiscalía General de la República (FGR), que abroga la ley orgánica vigente desde el 2018, y reformó un paquete de 65 ordenamientos legales distintos para armonizarlos con la nueva ley.

Avalado por 109 votos de las ocho fuerzas políticas representadas en la Cámara Alta —Morena, PAN, PRI, MC, PVEM, PT, PES y PRD— y siete del senador sin partido, Emilio Álvarez Icaza y algunos morenistas, panistas, emecistas y pevemistas en contra, el decreto fue remitido al Ejecutivo federal para su promulgación y vigencia.

La discusión versó únicamente sobre cinco artículos, de los 101 que conforman la nueva ley, modificados por la Cámara de Diputados en su calidad de cámara revisora.

El senador, Álvarez Icaza dijo que la minuta modificada por la Cámara Baja atendió algunos de los llamamientos de los colectivos de víctimas y de las organizaciones de la sociedad civil, pero que hay algunos temas fundamentales que no fueron incluidos como el mecanismo de apoyo al exterior.

“¿Y por qué eso es fundamental? Es un mecanismo que está establecido en la Ley de Desapariciones forzadas para poder atender a las víctimas del exterior. ¿Cómo cuáles víctimas del exterior? Todos hemos sido testigos de las dolorosísimas masacres, atrocidades y graves violaciones a los derechos humanos, cometidos en San Fernando, Tamaulipas, o la reciente dramática situación de cadáveres y fosas en Camargo y en otros lugares. Es un drama lo que viven las personas migrantes. Muchas mujeres migrantes cuando entran a este país, como ya saben que van a ser violadas, se inyectan antes para no tener problemas reproductivos contra su voluntad”, precisó.

Desde su óptica, la deuda de México con los centroamericanos, “en justicia, es enorme”, por lo que se debió atender todo lo relacionado con dicho mecanismo.

“Si bien reconozco que en estos cinco artículos ha habido una respuesta, también es indispensable señalar que no estamos atendiendo, a plenitud, sobre todo aquello que tiene que ver con el mecanismo de apoyo al exterior, cuando México ha sido noticia mundial del vergonzante trato a los migrantes. Estando absolutamente consciente de los avances, les quiero decir que no podemos seguir regateando a las víctimas la deuda que tiene el Estado mexicano”, completó.

La nueva ley precisa que la FGR podrá ejercer la facultad de atracción de casos del fuero común previstos en la Constitución, tratados internacionales y leyes aplicables, además de que la víctima podrá solicitarle ejercer dicha facultad.

La facultad de atracción deberá ejercerse obligatoriamente cuando exista una declaración de violaciones graves a derechos humanos, además de que corresponderá a la Fiscalía Especializada en Delitos de Violencia Contra las Mujeres y Trata de Personas, entre otros, la investigación y persecución de los delitos cometidos contra niñas, niños y adolescentes que sean competencia de la Federación.

rolando.ramos@eleconomista.mx