Toluca.- Un total de 150 personas resultaron afectadas la víspera, al levantarse los techos de sus casas, en la subdelegación de Guadalupe San Buenaventura, debido a la turbonada que se formó con el viento y las fuertes lluvias.

El director de Bomberos y Protección Civil de Toluca, Jesús Flores Tapia, informó que ante el inusual fenómeno meteorológico fueron entregadas 60 láminas de fibrocemento en apoyo a las familias, quienes vieron dañadas sus viviendas.

Además, se reportaron seis árboles caídos y cables de energía eléctrica que se desprendieron y quedaron sobre el piso, además de algunos vidrios rotos y daños menores en el patio de un domicilio.

En el lugar permanecen paramédicos de esa dependencia, quienes atendieron a tres personas con crisis nerviosa.

Luego de varias horas, personal de esa dirección continuó con los trabajos de limpieza y auxilio en el lugar hasta asegurarse que la comunidad se encuentra en perfecto estado y bajo resguardo.

mac