Un tribunal federal concedió un amparo para para efectos, a Elba Esther Gordillo Morales, ex lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación. Ello implica que el Primer Tribunal Unitario en Materia Penal del Primer Circuito debe determinar si concede, o no, otorgarle el beneficio de prisión preventiva o anterior al considerar que el mencionado Primer Tribunal Unitario, al resolver el recurso de apelación, interpretó y aplicó incorrectamente el artículo 55 del Código Penal Federal, que prevé los requisitos legales para el beneficio mencionado, pues a criterio del Tercer Tribunal Unitario en Materia Penal del Primer Circuito se inobservó el principio pro persona como criterio de interpretación de derechos humanos, en relación con las consideraciones especiales que, conforme al marco jurídico nacional e internacional, los adultos mayores deben recibir de las autoridades que administran justicia.

El amparo otorgado no conduce en automático a autorizar la prisión preventiva domiciliaria solicitada por la defensa jurídica de la quejosa, sino únicamente establece la interpretación que se debe dar a la normatividad que dispone los requisitos legales para el otorgamiento de la medida.

una vez que cause ejecutoria la sentencia, bajo esa nueva interpretación, corresponderá al Primer Tribunal Unitario en Materia Penal del Primer Circuito, resolver en definitiva sobre la prisión preventiva domiciliaria de Gordillo Morales.

El Agente del Ministerio Público de la Federación, dentro del término de 10 días, tiene la oportunidad de impugnar esta sentencia ante un Tribunal Colegiado de Circuito, en caso de inconformidad.

[email protected]

mfh