El Tribunal Electoral del Distrito Federal (TEDF) confirmó la convocatoria para la elección de la candidata o candidato a jefe del gobierno capitalino, emitida por el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

En su sesión de este miércoles los magistrados declararon infundados los agravios de una militante perredista que acusaba ilegalidad en la convocatoria, al ser emitida por el VII Consejo Estatal del partido en el Distrito Federal, cuya vigencia habría terminado.

La demandante argumentó que la encuesta no constituía un método de elección válido, al no figurar en los estatutos del PRD.

Del análisis jurisdiccional el pleno del TEDF determinó por unanimidad la validez de la convocatoria para la elección de candidata o candidato a jefe de gobierno del Distrito Federal.

Planteó que si bien ya venció el periodo del VII Consejo Estatal y se eligió al VIII, éste no ha sido instalado por falta de resolución de diversas impugnaciones al interior del partido del sol azteca y, en consecuencia, por la falta de calificación de la elección.

Por tal motivo los magistrados consideraron que se encuentra prorrogado el periodo de vigencia del anterior consejo, como ha determinado el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) en sentencias de casos semejantes.

En cuanto a la encuesta determinaron que la convocatoria es clara al establecer que será mediante voto libre, secreto y en urnas como se elija al candidato a la jefatura de gobierno local durante el 11 y 12 de febrero próximos.

Coincidieron que la aplicación de ese sondeo por ningún motivo vulnera el derecho del voto libre y secreto de los consejeros estatales, que si bien deben considerar los resultados del mismo podrán emitir su voto con libertad el día de la jornada.

Por otra parte el TEDF ordenó al Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) que a más tardar en 15 días, luego de ser notificado, emita una nueva resolución en la que valore en su totalidad y contexto los espectaculares con propaganda del PRD denunciados.

Por último desechó un juicio debido a la inexistencia del acto impugnado, pues la actora -quien buscaba ser consejera electoral propietaria del IEDF- presentó como prueba una llamada telefónica que nunca se realizó por parte del secretario técnico jurídico de la Dirección Distrital II.

klm