El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó, en conferencia de prensa en Palacio Nacional, que tiene información de que el secuestro de 27 personas en Cancún, Quintana Roo, pudo tratarse de un conflicto entre dos grupos, que no necesariamente se dedican a la delincuencia. Pidió esperar a que avancen las investigaciones.

López Obrador confirmó que acordó ayer con el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y el Consejo Mexicano de Negocios hacer una “tregua” para que no haya más litigios legales por la operación de gasoductos de la CFE. Confirmó que se instalará una mesa de negociación con los empresarios a fin de tratar de llegar a un acuerdo, y de no prosperar, entonces continuará el curso de los litigios.

El Presidente dijo que “son otros tiempos” y las empresas deben dejar de lucrar y cometer actos de influyentismo y corrupción. El presidente López Obrador confirmó que en la negociación está la posibilidad de que los empresarios regresen 3,000 millones de dólares a la CFE, aunque destacó que eso dependerá de las negociaciones, ya que incluso puede ser más, menos o nada, según la negociación. 

Afirmó que la partida de ahorros que se contempla en el artículo 61 de la recién aprobada Ley Federal de Austeridad Republicana, no se trata de una partida secreta. Cuestionó que a periodistas y medios de comunicación que han comparado esa situación con la partida secreta que en su momento manejó el presidente Carlos Salinas de Gortari; López Obrador pidió que no se le compare con él, porque “no somos iguales”. 

En otro asunto, reconoció que no se ha avanzado —como previa al inicio de su gobierno— en la descentralización de las dependencias federales, a fin de que su operación se traslade a los estados. Indicó que en ese proceso, la dependencia que más ha avanzado es la Secretaria de Energía. 

Acerca de los operativos en hoteles en Chiapas para ubicar y detener a migrantes, López Obrador afirmó que no ha sido enterado de ésta situación. Incluso, el mandatario puso en duda que esto haya ocurrido. Sin embargo, dijo que pedirá al grupo especial que conformó para atender el tema migratorio que ofrezca una explicación de ello. 

Ante la protesta esta mañana de elementos de la Policia Federal en el centro de mando de Iztapalapa, por inconformidad de ser integrados a la Guardia Nacional, López Obrador comentó que se respetarán sus derechos laborales. Indicó que la incorporación es voluntaria y quienes no quieran, o no pasen controles, pueden hacer tareas de resguardo en instalaciones federales. 

El primer mandatario prometió revisar la situación de los 50 despidos que hubo en Canal 11.