Vecinos y asambleístas del PAN alertaron que con la construcción del Tranvía en el Centro Histórico afectará alrededor de 600 construcciones y monumentos que datan de la época de la Colonia.

En rueda de prensa el diputado local del PAN, Federico Manzo, miembro de la Comisión de Transporte en la Asamblea Legislativa, consideró que el proyecto 'es un negocio de las autoridades capitalinas' y por ello tratan de concretarlo 'a toda costa' a pesar de las afectaciones a vecinos y monumentos históricos.

'Es un proyecto que quiere meterse con calzado y a todas luces electorero, porque se tiene programado entregarlo en el primer semestre del 2012', dijo en la sede de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF).

Argumentó que el jefe del Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard, copió el proyecto del tranvía de Burdeos, Francia, pero las condiciones de densidad de población, presupuestales y sociales son diferentes en la capital mexicana.

'No se ha tomado en cuenta a los vecinos quienes se verán afectados por la obra y antes que tranvías se tiene que reodernar el transporte en el Centro Histórico, entre otros el problema de los bicitaxis', dijo el panista.

Por su parte, el dirigente de los vecinos de la Zona Oriente del Centro Histórico, Pablo Gutiérrez denunció que la construcción de la obra afectará al menos a 600 monumentos históricos.

'Son edificios que se encuentran principalmente en las calles de Moneda, Jesús María, Loreto, Mixcalco, San Pablo y República de Venezuela, entre otras', apuntó.

Dijo que el proyecto del gobierno capitalino de iniciar este año la creación de esta ruta de transporte a lo largo de 10.8 kilómetros que irá de Buenavista al Centro Histórico a lo largo de 28 estaciones, no ha sido consultado con vecinos y comerciantes de la zona.

/doch