Un centenar de heridos y al menos 25 muertos (17 mujeres y ocho hombres) dejó como saldo una explosión ocurrida ayer en el edificio B2 de la torre de Petróleos Mexicanos, donde por más de cinco horas autoridades federales, del DF y el Ejército mexicano operaron el rescate de trabajadores que quedaron atrapados entre los escombros.

Al hacer un recorrido por las instalaciones de la torre, y luego por el hospital de Azcapotzalco, el presidente Enrique Peña Nieto anunció que designó al Secretario de Gobernación como coordinador de las distintas pendencias del gobierno para realizar la investigación y peritajes, y evitar especulaciones sobre las causas del percance.

Vamos a emplearnos a fondo hasta las últimas investigaciones para dar realmente, primero, con saber qué fue lo que ocurrió, y si hay responsables en este caso, aplicar el peso de la ley , dijo el Mandatario. 

El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, anunció que convocarán a expertos nacionales e internacionales para que colaboren en la investigación y que utilizan todos los recursos disponibles para conocer las causas de la explosión.

Indicó que la instrucción del Presidente es remover hasta el último escombro para cerciorarse de que no haya gente atrapada.

Junto con Osorio Chong, el titular de la PGR, Jesús Murillo, el jefe del Gobierno del Distrito Federal (GDF), Miguel Ángel Mancera, el subsecretario de Planeación de la Segob, Manuel Mondragón, y el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell encabezaron los trabajos de rescate de heridos, que anoche eran 101, y que fueron atendidos en el Hospital Central Militar, la Cruz Roja de Polanco y el Hospital de Azcapotzalco. Por la noche se informó que 40 habían sido dados de alta.

Veinte minutos antes de las 4 de la tarde, un destello, y luego un fuerte sonido se escuchó en el sótano del edificio B2 de la torre de Petróleos Mexicanos, el cual fue incluso captado por las cámaras de seguridad del gobierno capitalino, a lo cual siguió una gran movilización en la ciudad para iniciar las tareas de rescate.

Familiares de trabajadores de Pemex que desconocían su paradero, comenzaron a llegar horas después a la torre B2, en busca de informes.

Angélica María Salazar Suárez relató que recorrió varios hospitales del GDF, el Hospital Central de Pemex, así como de la Cruz Roja, sin obtener aún datos sobre cómo se encuentra su esposo, de nombre Sergio Alberto Rocha.

Mario Guzmán, quien se considera un sobreviviente, y labora desde hace 18 años en el área de intendencia, comentó que nunca se había suscitado una situación igual, y relató: Se escuchó un golpe muy fuerte, brincamos y vimos cómo iban cayéndose los plafones del techo. Nadie lo esperaba y nos salimos inmediatamente. Gracias a Dios estamos vivos, fue muy impresionante .

Elementos del Ejército implementaron el Plan DN III y personal de la Marina Armada llevaron perros entrenados para el rescate, así como rescatistas de agrupaciones como Los Topos operaron el rescate de las personas atrapadas. El subsecretario de Normatividad de Medios de la Segob, Eduardo Sánchez, fue cuestionado vía telefónica sobre las posibles causas del hecho: No presumimos absolutamente nada , dijo.

Más tarde, en un noticiario nocturno, el Secretario de Gobernación aseguró que en el interior del edificio siniestrado están ya especialistas que determinarán las causas de la explosión. Explicó que la remoción de escombros se realiza a mano, lo que podría demorar el proceso de rescate. El jefe del GDF reconoció en dicho noticiario que sí se redobló la vigilancia en los edificios aledaños a Pemex.

Explosión en la Torre de Pemex

Tras acudir al lugar, escribió anoche en su cuenta de Twitter que había sido informado de la situación y que había girado las instrucciones correspondientes para que los trabajos de rescate continuaran el tiempo que fuese necesario.

politica@eleconomista.mx