El subsecretario de Gobierno de la Secretaría de Gobernación, Ricardo Peralta Saucedo, se encuentra aislado desde hace 10 días en su oficina particular, lejos de su familia, tras haber dado positivo a una prueba del coronavirus (Covid-19). Contó que fue diagnosticado asintomático e inmunizado, y en una semana más se realizará una segunda prueba que eventualmente confirme su restablecimiento médico.

“Me siento muy bien, tuve dolores de cabeza muy intensos, dolores de extremidades, y por fortuna prácticamente desaparecieron; me convertí en un portador asintomático y además inmunizado, según los médicos. Yo me siento muy bien en este momento”, expresó.

En entrevista virtual, el subsecretario -que el próximo 23 de mayo cumplirá un año de haberse incorporado al cargo- contó que decidió aislarse hace 10 días ante la sospecha de casos de contagios entre el personal de la Unidad para la Atención de las Organizaciones Sociales. Sin embargo, descartó un brote de infecciones entre más funcionarios, al indicar que prácticamente todos -por su cuenta- se realizaron pruebas de laboratorio y fueron descartados a la nueva cepa del coronavirus.

Ricardo Peralta dijo que por ello tomó la decisión de practicarse una prueba en un laboratorio particular, que tardó 48 horas en entregarle los resultados y donde se le notificó que dio positivo al Covid-19.

“Tenemos una unidad de atención a organizaciones sociales, que tiene monitores (personal) que se encuentran todo el día en la calle, precisamente apoyando a las distintas expresiones que se dan en los edificios públicos donde hay funcionarios, en Palacio Nacional, en distintas avenidas del país donde se hacen bloqueos, donde hay áreas estratégicas que pudieran ser bloqueadas. Algunos de ellos, que por fortuna salieron negativos, que atendían a algunos manifestantes, tenían síntomas similares al Covid. Después resultó que era una gripe común. Sin embargo, ante la situación (sospecha) fuimos sujetos a exámenes, los que nos encontrábamos en las oficinas. Tomé las precauciones muy temprano para evitar alguna consecuencia mayor en otras personas. Por fortuna, según los médicos, la condición que yo presento no merece mayor preocupación porque la carga viral era mínima, y el contagio también.

“Una vez que tuve los resultados, me comuniqué con mi médico familiar, es un médico internista que me dio todas las recomendaciones, y de manera institucional le envié los resultados al doctor Hugo López-Gatell (subsecretario de Salud federal) para platicarle que me encontraba en esa situación y saber sus recomendaciones.

“Me dijo que tenía que aislarme. Me preguntó que si tenía síntomas. Le dije que por fortuna no, sólo tuve algunos días, fuertes dolores de cabeza y de extremidades, cosa que se eliminó con el paracetamol, pero por fortuna nada más.

“Tomé la decisión de aislarme, me vine a mi despacho de abogado que tengo hace muchos años, que constituí en el 2007. Aquí tengo una pequeña habitación con un sillón donde puedo pernoctar, una pequeña cocineta, internet que es muy importante en este momento, y desde aquí he estado trabajando.

“Sigo aislado atendiendo las actividades de la oficina, hoy tuve cuatro videoconferencias con mi equipo de trabajo, estuve muy atento a la reunión que tuvo la ministra (y secretaria de Gobernación) Olga Sánchez Cordero con gobernadores y prácticamente la mitad del gabinete. No me he excedido, he guardado reposo, pero me sigo levantando muy temprano. Empiezo a revisar los asuntos de la Subsecretaría”.

¿Se siguió algún protocolo por parte de la Secretaría de Salud para identificar sus contactos?, se le preguntó.

“En mi caso se decidió, por la coyuntura sanitaria, porque había participado en las distintas reuniones del gabinete de seguridad (en Palacio Nacional que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador), pero desde que empezó esta pandemia, se nos informó que todos los subsecretarios prescindiríamos de acudir a dichas reuniones para evitar algún riesgo. Ese protocolo se aplicó”, aseveró.

¿El subsecretario Hugo López-Gatell no le preguntó sobre sus últimos contactos?, se le insistió.

“Sí lo hizo, pero como yo ya estaba aislado, y tenía más de cuatro o cinco días aislado, entonces me dijo: ‘si llevas esos días aislado es imposible que hayas podido contagiar a alguien’. No estaba yo dentro de las estadísticas de contagio, porque yo me salí una semana antes de hacerme la prueba, entonces estando o no positivo, no hay forma de que pueda contagiar”, destacó.

“Tomando en consideración que llevo una semana, sería todavía una semana y media más para poderme reintegrar a mis actividades, y por su puesto tendría que hacer lo necesario para tener la certeza de que no me encuentre en una situación adversa, como lo han hecho gobernadores y otras personas, de hacerme una prueba más”, concluyó.

[email protected]