Ocurre algo peculiar en esta entidad del centro del país, como existe el cuarto poder en los llamados gobiernos comunitarios, entonces los ciudadanos tienen realmente mucha incidencia en política pública, además funcionan mediante candidaturas independientes, ajenas al sistema de partidos . Al mismo tiempo, hay pocas organizaciones poderosas de la sociedad civil que impulsen temas concretos , comenta a El Economista Antonio Martínez Velásquez, abogado, activista político y exfuncionario del gobierno de Tlaxcala.

En el sexenio anterior, bajo el PRD, se crearon muchísimas organizaciones de la sociedad civil, porque contaron con financiamiento, no sobrevivió casi ninguna, porque en cuanto entró el nuevo gobierno, mientras la administración anterior las usaba como herramientas de movilización electoral, la administración panista cortó todos los apoyos públicos .

En la transición entre partidos, sobrevivieron únicamente las organizaciones de mayor peso y tradición, como el Centro Fray Julián Garcés y la Confederación Nacional de Uniones Campesinas. Mientras esta última se encuentra centrada en temas agrícolas, la primera ha puesto en agenda el tema de lenocinio, en donde Tlaxcala se ubica en primer lugar nacional, y el del derecho a decidir. Lo han hecho muy bien, porque generan información relevante , nos cuenta Martínez Velásquez.

Así, no enfrentamos a una entidad altamente politizada y participativa, que no ha encontrado en organizaciones de la sociedad civil un canal de presión y posicionamiento de temas ciudadano. Adicionalmente, los procesos de negociación son altamente centralizados; esto ello ha sido notorio en el proceso electoral de este año, realmente no posicionan temas en las agendas electorales. Como es el único estado en el país que ha tenido alternancia en el Ejecutivo local bajo los tres partidos más importantes, lo que sucede es que las organizaciones que sobrevivieron al sexenio panista, tienen demasiado margen de negociación con el que esté y sus agendas no tienen que generar respaldo ciudadano .

Agenda pendiente

Ahora bien, lo anterior no implica que no existan temas que los ciudadanos aborden con regularidad durante las campañas a la gobernatura del estado.

Antonio Martínez identifica tres. En primer lugar, que el asunto del cuarto poder y las candidaturas independientes no se partidice; porque por ahí salió una ley local para que las presidencias comunitarias se definan bajo candidaturas partidarias, la subió el diputado local del PAN Orlando Santacruz Carreño .

Otro tema tiene que ver con la ecología, en específico la tala de la Malinche, el cuarto volcán más grande del país, ahí ha habido hasta secuestrados por la PFP, que trataban de detener a talamontes clandestinos .

Finalmente la iniciativa sobre la cuarta zona metropolitana del país: Que es un esquema de financiamiento para obras de infraestructura y desarrollo, para vincular municipios conurbados de Tlaxcala y Puebla, que es la zona más industrial y poblada del estado . Dado que el actual gobernador, Héctor Ortiz del PAN, se opuso a la iniciativa, el tema se ha convertido en un tópico frecuente entre ciudadanos y actores de la oposición local.

ONG y agenda ciudadana

Las Organizaciones No Gubernamentales han puesto sobre la mesa:

1. Repartición justa de tierra (CNUC)

2. Desnutrición (CNUC)

3. Derecho de las trabajadoras sexuales (CNUC)

4. Lenocinio y trata de personas (Fray Julián Garcés)

5. Violencia intrafamiliar (Fray Julián Garcés)

6. Defensa de los DDHH (Fray Julián Garces)

Con los siguientes resultados:

a) Reglamento de la Secretaría de Salud estatal para atención especial a trabajadoras sexuales.

b) Ley estatal contra la trata de personas.

c) Ley para el acceso de las mujeres a una vida libre de violencia.

Derecho a decidir

Uno de los temas de la agenda nacional que impactó en los estados es la penalización del aborto en todas sus variantes, un total de 17 estados de la República se pronunciaron en favor de la penalización. En Tlaxcala, el diputado convergente José Juan Temoltzin presentó en febrero pasado una iniciativa en ese sentido. En las sesiones donde se votaría, no se subió a pleno y quedó finalmente olvidada. Aunque este resultado no es atribuíble a las ONG, la iniciativa generó reacciones negativas en este sector, manifestando su descontento en medios locales.

Agenda electoral

La presencia de grupos organizados de la sociedad civil ha sido marginal y no han podido incidir en la agenda de los cuatro candidatos al gobierno del estado. Sin embargo, existen temas planteados recurrentemente a los candidatos por parte de ciudadanos:

La partidización de los gobiernos comunitarios: Se busca no eliminar las candidaturas independientes de los gobiernos en las comunidades, para definirlos a partir de pertencias partidistas.

Transparencia y rendición de cuentas: Las cámaras de comercio y construcción se han pronunciado por la aplicación de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

Deterioro ecológico: Grupos campesinos han externado en diversos foros la preocupación por temas como la tala clandestina que se registra en la montaña Malintzin, de cuya explotación viven 20 municipios de la entidad.

Discriminación y derechos humanos: Es el tema que más ha incidido en la agenda, el hecho de que tres de los cuatro candidatos sean mujeres ha permitido que esta agenda prospere en las propuestas de campaña. La más enérgica ha sido la candidata perredista Minerva Hernández Ramos.

Lenocinio: Tlaxcala ocupa el primer lugar en trata de personas a nivel nacional. Aunque es un tema frecuente entre organizaciones hasta ahora, ningún candidato se ha pronunciado.

Cuarta zona metropolitana: Iniciado por la oposición, el proyecto presentado en la Federación consiste en la obtención de recursos extraordinarios para obras de infraestructura y desarrollo.