El Comité Científico de Vigilancia Epidemiológica y Sanitaria del Distrito Federal levantó la alerta amarilla por el virus de influenza A(H1N1) y la pasó a verde, de bajo riesgo; además, mantiene la observación del A(H5N1) de la gripe aviar, que se encuentra en Asia y África.

En conferencia de prensa, el secretario de Salud del Distrito Federal, Armando Ahued Ortega, señaló que después de 14 meses de que inició la emergencia por este virus se puede asegurar que la prueba fue superada, y se cierra esta etapa en todo el sistema de salud local con 8,542 casos confirmados y 225 muertes en la capital.

Tras comentar que el último caso confirmado se registró el 26 de mayo pasado, dijo que la alerta verde obliga a autoridades y ciudadanos a mantener las medidas básicas de cuidado de la salud e higiene personal.

También a reforzar la capacitación de las instituciones de gobierno sobre las acciones a seguir en caso de emergencia sanitaria, pues la amenaza de la llegada de un nuevo virus, como el A(H5N1), siempre estará latente, agregó.

El funcionario expuso que se logró revertir la renuencia de la ciudadanía hacia la vacuna contra la influenza A(H1N1), pero se lograron aplicar millón y medio de dosis, y en la próxima temporada invernal se reforzará la vacunación a grupos de riesgo, en especial a embarazadas, obesos, adultos mayores y niños.

Dijo que en la próxima temporada invernal se incluirá la vacuna contra esta cepa, toda vez que con la aplicación de los reactivos en la capital se favoreció la inmunidad contra A(H1N1); sin embargo, mantendrán un monitoreo permanente para cualquier virus, toda vez que esta ciudad es altamente vulnerable a riesgos de salud.

En su oportunidad, el subsecretario de Salud federal, Mauricio Hernández, señaló que a nivel nacional 62 millones de personas están fuera del riesgo por este virus.

El Comité Científico de Vigilancia Epidemiológica y Sanitaria del Distrito Federal está integrado por el gobierno local, la Secretaría de Salud federal, la UNAM, el IPN, el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados, la Academia Mexicana de Ciencias y las organizaciones Panamericana de la Salud y Mundial de la Salud.

/doch