Alrededor de las 18:00 horas fueron liberadas del penal de San José El Alto, en Querétaro, las indígenas Alberta Alcántara y Teresa González. Las ahora ex presas salieron acompañadas de la pequeña Jazmín, hija de Teresa y quien nació dentro del centro penitenciario.

Las mujeres no dieron declaración alguna, pero se veían felices luego de pasar cuatro años en prisión acusadas del secuestro de agentes federales.

Se prevé que mañana jueves den una conferencia de prensa para hablar de los pormenores de su caso.

Recibirán apoyo

El gobernador de Querétaro, José Calzada, aseguró que las índígenas otomíes, quienes estuvieron en prisión cerca de cuatro años, se acompañarán para que se reintegren en proyectos productivos en su comunidad.

Anunció que Alberta Alcántara y Teresa González Cornelio tendrán apoyo de su administración, como otra compañera, a quien se le otorgó un crédito productivo; 'se les ayudará para que se reincorporen a la vida productiva', comentó el mandatario.

En entrevista radiofónica con Ciro Gómez Leyva, el gobernador de extracción priista, calificó el fallo como histórico y muy importante para su gobierno, pues 'era fundamental que no solamente se les devolviera su libertad, sino que se les declarara inocentes'.

Explicó que en su momento, la sociedad organizada en Querétaro llamó al gobierno estatal a participar en favor de las indígenas de Santiago Mezquititlán, Amealco.

Expuso que con esta noticia 'Querétaro se vuelve a constituir como un estado que defiende a su gente y que al final del camino también logra la libertad de los inocentes'.

apr/ Con información de MVS Radio