El Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) recomendó que en el INEGI, con sus nuevas tareas en la materia, no se limite a levantar un censo de alumnos, escuelas y docentes, sino que vaya más allá, y recopile información de las condiciones materiales en que operan las escuelas, incluso el gasto que ejercen las entidades, pues en este rubro no se tiene una transparencia completa.

Al presentar los datos básicos sobre Estructura y distribución de los servicios de educación obligatoria en México, se hizo énfasis en que el INEGI debe reforzar sus encuestas en hogares para conocer con mayor precisión la distribución, número de niños y jóvenes en situación de vulnerabilidad que no asisten a las escuelas.

El presidente del INEE, Mario Rueda Beltrán, explicó que con las nuevas facultades del Instituto, de manera inicial podría crecer en su presupuesto o infraestructura, esto en caso de que en sus tareas se encuentre la evaluación individual de los profesores.

Esto no ha quedado claro, pues se siguen reconociendo, para la SEP, funciones de evaluación individual para los profesores. Hasta donde sabemos el INEE seguirá con la evaluación .

Expuso que la propuesta que se encuentra en el ámbito legislativo es buena, y con los datos exhibidos, se evidenció que no se ha completado la universalización de la educación preescolar y secundaria, especialmente, entre la población rural. Tampoco el sistema educativo está generando condiciones equitativas para que todos estudien. En este punto, el director de Indicadores Educativos del INEE, Héctor Robles Vásquez, advirtió que en la propuesta que discuten los legisladores se debe tener cuidado en que no se pretenda llegar a la cobertura, mediante el telebachillerato.

  • 1 millón 186,764 docentes en el país atienden a 25 millones 782,388 alumnos.
  • 39.8% del sostenimiento de las escuelas de nivel medio superior es privado.
  • 30.7% alumnos de secundaria están en lugares de alto o muy alto nivel de marginación.

EDUCACIÓN

La evolución de la matrícula en educación preescolar en el sexenio de Felipe Calderón fue de -0.7% y con Vicente Fox fue de 38.4%; en educación media superior fue de 15.8 y 26.6%.

De acuerdo con el INEE, la expansión de la cobertura no debe centrarse únicamente en educación media superior, debe acompañarse por la ampliación de los servicios educativos de preescolar y secundaria.

El gobierno debe poner atención en los espacios en donde concurren los recursos económicos, materiales e infraestructura que genere oportunidades educativas de calidad para todos los niños.

Se debe repensar la pertinencia y eficacia de la operación en los servicios educativos en nivel básico, para que no sólo sea el número de alumnos la unidad de planeación y asignación de recursos.

jjreyes@eleconomista.mx