La Comisión Nacional de los Derechos Humanos, encabezada por Rosario Piedra Ibarra, justificó que, en apego a la legalidad, dicho organismo no puede interponer una acción de inconstitucionalidad contra el acuerdo presidencial que dispone de las Fuerzas Armadas para llevar a cabo tareas de seguridad pública.

A través de un comunicado, la CNDH argumentó que ante los reclamos para que sea presentada una acción de inconstitucionalidad contra el acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación el 11 de mayo pasado, la Comisión se ve imposibilitada legalmente, al tratarse no de una ley sino de un acuerdo del Ejecutivo Federal, acto que, de conformidad con la Constitución, no se contempla como causa para iniciar la acción solicitada ante la Corte.

Por ello, la CNDH refrendó su pronunciamiento del 12 de mayo, en el cual muestra preocupación por la emisión de dicho acuerdo, aunque señaló que tales peticiones sobre interponer un recurso son “legítimas, pero no suficientemente informadas”.

“Este organismo dará seguimiento a la participación de la Fuerza Armada permanente en funciones de seguridad pública, de acuerdo con su carácter de organismo constitucional autónomo, y conforme a su mandato de proteger, observar, promover, estudiar y divulgar los derechos humanos que ampara el orden jurídico mexicano”.

El organismo añadió que, en su oportunidad, promovió ante la Suprema Corte cuatro acciones de inconstitucionalidad respecto de las leyes de la Guardia Nacional, sobre el Uso de la Fuerza, del Registro de Detenciones, y del Sistema Nacional de Seguridad Pública, con el fin de coadyuvar a la consolidación del marco jurídico que rige la institución denominada Guardia Nacional, y mismas que están en espera de una resolución.

maritza.perez@eleconomista.mx