El Tribunal Electoral Federal confirmó la exoneración hecha por el IFE a Enrique Peña Nieto, quien fue señalado por el PAN de realizar actos anticipados de precampaña y campaña, todo ello enmarcado en su calidad de candidato único.

La representación del Partido Acción Nacional impugnó ante el Tribunal que el Consejo General del IFE hubiese declarado infundado un proceso sancionador contra el mexiquense, en su carácter de aspirante y precandidato del PRI, ante acusaciones de actos anticipados, consistentes en su promoción continua, sistemática y reiterada en medios de comunicación, de acuerdo con los panistas.

Sin embargo, los magistrados declararon infundados los argumentos del PAN. Indicaron que no estaba fundado el agravio que hacían valer respecto de que el IFE omitió analizar los hechos de la denuncia, los cuales a juicio del PAN, permitían acreditar que Peña Nieto había realizado actos anticipados.

De la lectura integral de la resolución impugnada (por el PAN) se desprende que la autoridad responsable (el IFE), al resolver el procedimiento (…) no tuvo duda alguna para delimitar el espacio de tiempo del que se iba a ocupar en su estudio y con base en ello examinar los diversos actos a fin de determinar si se había trasgredido la legislación electoral , se explicó en la sesión.

Asimismo, los magistrados consideraron correcto que el IFE haya aplicado el criterio de la Sala Superior de este mismo Tribunal, mediante el cual se determinó validar el acuerdo del IFE por el que se estableció lo que podían y no podían realizar los llamados precandidatos únicos.

Por otra parte, el motivo de inconformidad consistente en que la autoridad responsable omitió realizar un debido examen de los elementos personal, subjetivo y temporal para acreditar la realización de actos anticipados de campaña, se propone estimarlo infundado, en virtud de que el actor pretende sustentar la presunta omisión e indebido estudio de la responsabilidad a partir del contenido y alcance de tres párrafos que retoma de manera aislada, es decir, omite considerar la totalidad de la línea argumentativa expresada por la autoridad responsable .

Además, se consideró que el IFE concluyó que los actos y manifestaciones del mexiquense no constituyeron un llamado al voto ni se hizo alusión a la plataforma electoral del PRI.