La Sala Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resolvió que el contenido de un spot del PRI no calumnia la figura del candidato a senador postulado por Morena por  representación proporcional, Napoleón Gómez Urrutia.

El caso tuvo origen cuando el partido tricolor publicó en el promocional “Hacia adelante” la imagen del ex líder del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros Metalúrgicos seguida de la frase “ir hacia atrás es perdonar a los criminales”.

Ante ello, Gómez Urrutia presentó una denuncia bajo el argumentó que dicha acción dañaba su honra y vida privada. Ello, consideró, vulneró su derecho de imagen, porque no dio su autorización para que la usaran.

Sin embargo, la Sala Especializada determinó que el contenido del anuncio no concluye en calumnia, pues la presentación de la imagen seguida por la frase, no implica que se le haya imputado algún delito.

Además considera que el mensaje se realiza en el contexto de la crítica permitida en el ámbito del debate político, propio del proceso electoral.

En relación a la supuesta vulneración del derecho de imagen, se decidió que no era necesario contar con el permiso del candidato para incluir su foto en la propaganda política, al ser una figura pública respecto de las cuales en diversos precedentes se ha establecido que están sujetas a un margen más amplio de crítica que una persona privada.

Finalmente, sobre el daño moral que acusó Gómez Urrutia con la difusión del spot, la Sala Especializada le aclaró que este órgano jurisdiccional no podía dar un pronunciamiento, porque su ámbito de competencia únicamente es el de la propaganda política-electoral, dejando así, a salvo sus derechos.

Caravana por la Dignidad sin fines electorales

En otro asunto, la Sala Superior resolvió que la “Caravana por la Dignidad”  convocada por el gobernador de Chihuahua,  Javier Corral, para exigir la extradición inmediata del ex gobernador César Duarte y que le regresen a la entidad 900 millones de pesos de participaciones federales; no tuvo fines electorales.

El PRI había denunció a Javier Corral, gobernador de Chihuahua, y al PAN por el mal uso de recursos públicos con la organización de un mitin y del evento “Caravana por la dignidad”, ya que, supuestamente ofrecieron transporte público gratuito para los asistentes; solicitaron indebidamente el apoyo de la ciudadanía para financiarlos; entregaron artículos con los colores del PAN y el albiazul incumplió a su deber de cuidado.

El PVEM también acusó que durante el evento, el gobernador de Chihuahua emitió declaraciones en contra del gobierno federal, y su precandidato a la Presidencia de la República que fueron retomadas en diversos medios de comunicación, lo que afecta la contienda electoral.

El Pleno de la Sala Especializada determinó, sin embargo, que los eventos públicos no tuvieron fines electorales, pues por sí mismos no generaron beneficio o perjuicio para alguna precandidatura, candidatura o partido político y fueron acciones que el gobernador, en el ámbito de sus facultades, consideró necesarias para el cumplimiento de su deber constitucional. Debido a que no hubo faltas a la ley, tampoco se puede decir que el PAN incumplió con cuidar las conductas de sus militantes.

[email protected]