El Tribunal Electoral federal dispondrá del plazo efectivo comprendido entre el 17 de julio y el 31 de agosto para resolver el juicio de inconformidad presentado por el Movimiento Progresista para demandar la invalidez de la elección presidencial.

Sin embargo, a lo largo de la mayor parte de ese período, el máximo tribunal electoral deberá resolver también en última instancia todas las impugnaciones relacionadas con las elecciones de diputados federales y senadores, así como las de los comicios locales concurrentes que se celebraron el 1 de julio.

El secretario general de Acuerdos del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Marco Antonio Zavala, explicó que todos los juicios de inconformidad, incluido el presentado por la coalición Movimiento Progresista, tienen el mismo trámite.

Zavala Arredondo explicó que se deben presentar ante la propia autoridad que ha emitido el cómputo que se está reclamando, después se abre un plazo de 72 horas para que los terceros interesados puedan comparecer al juicio y manifestar lo que a su derecho corresponda.

Después, externó, dentro de las 24 horas siguientes se debe proceder a la remisión del expediente de la demanda, sus anexos y demás constancias que indica la ley al TEPJF.

En el caso del juicio interpuesto por los partidos que postularon a López Obrador, el cómputo se concluyó el domingo, y dentro del plazo de cuatro días que prevé la ley se presentó el recurso el jueves en la noche.

A partir de ese momento se abre el plazo de 72 horas, que concluye la noche del domingo, durante el cual los partidos que apoyaron a Enrique Peña Nieto seguramente comparecerán con sus propios alegatos.

Precisó que en las 24 horas siguientes, que concluyen la noche del lunes, todo el expediente, integrado con las pruebas y alegatos de ambas partes, debe ser remitido a la Sala Superior del tribunal para su sustanciación y resolución.

La ley establece, respecto a la elección presidencial, que los juicios de inconformidad que se presenten tienen que ser resueltos a más tardar el 31 de agosto.

Para que, a su vez, la calificación de la elección en la que se contenga el cómputo final y, en su caso, la Declaratoria de Presidente Electo se pueda llevar a cabo a más tardar el 6 de septiembre de este mismo año, puntualizó.

El funcionario señaló que revisar, valorar y desahogar el material probatorio y los alegatos de las partes en el juicio de inconformidad presentado es un trabajo arduo que se debe concluir en los plazos señalados.

De forma paralela, dijo, se deben resolver todos los juicios de inconformidad relacionados con las elecciones de diputados y de senadores, correspondientes a los 300 distritos y a las 32 entidades, que en principio son conocidos por las Salas Regionales del Tribunal, y deben resolverse a más tardar el 3 de agosto.

Sin embargo en caso de que se presenten recursos de reconsideración a la decisión de las sentencias de las salas regionales, los casos se remitirán a la Sala Superior que tiene la obligación de resolver a más tardar el 19 de agosto.

Ello en razón de que en los dos o tres días siguientes, a partir de esa fecha, el Consejo General del Instituto Federal Electoral debe realizar el cómputo nacional de la elección de diputados de representación proporcional y de senadores de representación proporcional, precisó.

El secretario general de acuerdos del TEPJF subrayó que para hacer ese cómputo, el IFE debe tomar en cuenta, en su caso, las modificaciones que se hayan dictado con motivo de las sentencias de las salas del Tribunal.

Una vez que el Consejo General del IFE realice las asignaciones de diputados y senadores de representación proporcional, todavía los partidos y candidatos tienen 48 horas para presentar recursos de reconsideración contra esas asignaciones.

En tal caso, la Sala Superior a más tardar tres días antes de que se instalen las cámaras, que será el 1 de septiembre, es decir entre el 26 y 27 de agosto, debe resolver los recursos de reconsideración.

mac