Al concluir el recuento de sufragios de 1,125 casillas ordenado por el Tribunal Electoral federal, los magistrados deberán emitir una resolución que puede modificar el cómputo final de la elección del presidente de la república en dichos centros de votación, explicó Marco Antonio Zavala.

En la vigésimosegunda cápsula emitida por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), el secretario general de Acuerdos detalló el procedimiento de calificación de la elección publicada por la propia corte.

El funcionario recordó que la diligencia realizada desde la semana pasada tiene como objetivo revisar si fue correcto el recuento de sufragios en los distritos y sus respectivas casillas.

El nuevo escrutinio y cómputo eventualmente puede tener como consecuencia la modificación de los resultados, derivado de ese nuevo conteo de la votación , explicó Zavala Arredondo, aunque sólo en lo referente a cada una de las casillas revisadas.

De manera que una vez concluido el recuento, se debe continuar con la sustanciación de los juicios correspondientes, es decir proponer al magistrado que tenga el asunto una resolución sobre el fondo del debate.

El magistrado del que se trate se encargará de evaluar ese proyecto y, en su caso, presentarlo a la consideración de sus colegas para confirmar si existe algún error aritmético que cambie la votación final en esa casilla, o bien exista causa probada de nulidad.

En esta última hipótesis (causa probada de nulidad), la consecuencia sería la expulsión de esa votación o la deducción para la recomposición de ese cómputo , es decir se eliminaría esa casilla y se restaría la votación anulada de la cifra definitiva del recuento.

mac