El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) resolverá esta semana si existió o no propaganda personalizada, uso indebido de recursos públicos y difusión de propaganda gubernamental por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador en un evento del pasado 30 de marzo.  

En los próximos días habrá una sesión pública de la Sala Superior del Tribunal para resolver el expediente SUP-REP-193/2021 sobre el evento denominado “Primeros 100 días del Tercer Año de Gobierno”, que se llevó a cabo el pasado 30 de marzo en Palacio Nacional, donde el Presidente de la República pronunció un discurso sobre los logros de su gestión gubernamental en rubros como: finanzas públicas, programas sociales, producción nacional, política energética, obra pública, seguridad pública, entre otros.

Al evento asistieron integrantes de su gabinete, así como medios de comunicación. Se difundió a nivel nacional por radio y televisión.

Sobre este tema, el pasado 6 de mayo, la Sala Regional Especializada del TEPJF consideró que el evento presidencial no se trató de propaganda gubernamental personalizada, por lo que no se podría imputar responsabilidad alguna al mandatario.

La resolución además dio cuenta al INE de los hechos para que dicha autoridad electoral tomara en cuenta la difusión del evento por diversas concesionarias en periodo de campañas.

Ahora toca resolver a la Sala Superior si lo determinado por la Sala Regional Especializada fue correcto, en específico si el evento constituye a un acto de propaganda gubernamental personalizada o no, y si se violó o no la prohibición de difusión de propaganda durante campañas.

El proyecto de sentencia está a cargo del magistrado Felipe de la Mata Pizaña.

jorge.monroy@eleconomista.mx

kg