Ratificación del T-MEC

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó, en su conferencia de prensa en Palacio Nacional, que este jueves presentará al Senado para su ratificación el documento del T-MEC. Julio Scherer Ibarra, consejero jurídico de la Presidencia, dijo que se requiere mayoría simple para la aprobación, y confió que el Senado convoque a un periodo extraordinario para este tema.

El Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, resaltó que en Estados Unidos ya fue presentado el T-MEC al Congreso y Canadá lo presentó a su Parlamento el día de ayer.

La secretaria de Economía, Graciela Marquez, resaltó que la importancia de la ratificación de este acuerdo radica en que los inversionistas tengan confianza en México. El subsecretario Jesús Seade, el negociador de este acuerdo comercial, indicó que se presenta hasta ahora a ratificación al Senado porque se requería la aprobación de la reforma laboral, y de una negociación sobre el acero. Mencionó que también se presenta en este momento porque el gobierno encuentra mejores condiciones tanto en Estados Unidos como en Canadá, y confió en que sea aprobado entre junio y agosto en los tres países.

López Obrador dijo que está optimista porque cree que el T-MEC será aprobado en los tres países, y en ese sentido descartó un riesgo de que se tenga que abrir nuevamente una negociación, pues dijo que hay condiciones inmejorables. El mandatario consideró que la aprobación en México sí es importante para lograr su objetivo de crecimiento del 2% este año.

Atentado en el Senado

Sobre el artefacto explosivo que recibió la senadora Citlalli Hernández, el titular del Ejecutivo federal condenó los actos de violencia en la política. Argumentó que durante su lucha política por más de 12 años nunca se rompió un solo vidrio. Resaltó que la senadora no tuvo lesiones que pongan en riesgo su salud o la vida. López Obrador dijo que en su caso, se cuidarán algunas medidas de seguridad como los accesos a Palacio Nacional. Sin embargo, descartó aumentar el personal de seguridad, pues insistió en que el pueblo es quien lo cuida.

Caso Emilio Lozoya

Acerca del caso Emilio Lozoya, López Obrador refirió que su gobierno hizo la denuncia correspondiente, y es la Fiscalía General de la República quien debe informar sobre el tema. “En el caso de nosotros ya puntualizamos lo que era necesario”, dijo el mandatario federal al evitar pronunciarse acerca de si el expresidente Enrique Peña Nieto debe comparecer sobre este caso, como lo solicita el abogado del exdirector de Pemex.

FMI, Christine Lagarde

Luego de su encuentro ayer con la directora del FMI, Christine Lagarde, el presidente López Obrador afirmó que busca una nueva etapa con ese organismo financiero. Aseveró que no desea una “ruptura”, solo que la colaboración sea diferente, aunque no aclaró de qué tipo. Cuestionado acerca de por qué en campaña criticó severamente al FMI, López Obrador aseguró que los organismos ya han cambiado y en el caso del Fondo Monetario se dio cuenta que condena la corrupción y está a favor de la igualdad de género.

Acerca del informe del Banco de México, afirmó que su interpretación es que habrá crecimiento económico en los meses que restan del año. Acerca de la caída en la producción industrial que detectó el banco central, López Obrador dijo tener otros datos, en el sentido de crecimiento en ese rubro, aunque no ofreció detalles.

La secretaria de Economía, Graciela Márquez, mencionó que algunas ramas del sector manufacturero ya están sufriendo los efectos de medidas que ha hecho este gobierno, como la zona libre. Confió en que los mega proyectos que impulsa el gobierno como el Tren Maya, detonen el crecimiento de la inversión y el empleo. El secretario Marcelo Ebrard dijo que en su visita a Alemania se reunió con representantes de empresas como Volkswagen y Siemens, quienes expresaron planeación de inversión en México para décadas, y para ello darán seguimiento a las reglas de origen que se plantean en el nuevo acuerdo comercial T-MEC.

Como parte de su agenda, López Obrador dijo que se reunirá este jueves con banqueros de Merrill Lynch & Co., y luego en Palacio Nacional con gobernadores del PAN, PRI y Morena.