La unidad de maternidad de Cuajimalpa quedó devastada este jueves por una explosión de gas en la que murieron dos bebés y una enfermera y que dejó además 73 heridos, llevando a las madres convalecientes a tener que proteger con sus cuerpos a sus recién nacidos.

La tercera víctima que falleció fue la bebé rescatada por un elemento de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSPDF); ambos fueron protagonistas de una fotografía que se hizo viral en redes sociales. La pequeña murió en el Hospital de Legaria, lugar a donde se trasladó después del incidente.

El hospital materno infantil Cuajimalpa quedó convertido en una montaña de escombros por la explosión de un camión cisterna de la compañía Gas Express Nieto alrededor de las 07:15 horas.

Del centenar de personas que había en el centro, algunas sintieron el fuerte olor a gas y lograron escapar antes del estallido, pero muchas otras no pudieron evacuar a tiempo esta clínica pública a la que acuden mujeres embarazadas de pocos recursos.

"Estuvimos bajo los escombros 10 minutos", relató temblorosa a periodistas Ivonne Ortega, una de las enfermeras que resultó lesionada al negarse a salir sin los bebés a su cargo. "Estábamos pensando cómo sacarlos y en seguida fue todo: la explosión, el ruido, la oscuridad", narró.

FOTOGALERÍA: Explosiones por gas marcan la administración de Peña Nieto.

"Bajo los escombros me acuerdo de los llantos de los bebés, de los gritos de mis compañeras. Todavía estoy en shock. Fue una pesadilla, pero doy gracias de haber salido de ahí. Es como volver a nacer", reconoció al abandonar con un brazo inmovilizado el hospital donde fue tratada.

Explosión en Hospital Materno - Infantil del Contadero, en Cuajimalpa

En medio del desastre, y tras una confusión con la cifra de fallecidos, las autoridades locales reportaron oficialmente la muerte de una enfermera y de un bebé. En la tarde el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, confirmó el fallecimiento de otra recién nacida en la clínica donde era tratada.

Otras 73 personas siguen siendo atendidas por heridas, entre ellas nueve bebés y siete adultos en estado grave, según el último reporte de la Secretaría de Salud local.

mac